Lanzan operativo para controlar transporte ilegal en la frontera norte

- 05 de septiembre de 2016 - 15:08
La idea es combatir el transporte ilegal terrestre interprovincial, local, intrancantonal e internacional.
Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo

La retención de 12 buses de transporte (11 de turismo y 1 interprovincial) e igual número de conductores aprehendidos por no tener documentos habilitantes para efectuar transporte turístico y presunta adulteración de documentación fue el saldo del operativo 'Pionero', que busca controlar la transportación ilegal de pasajeros en Carchi.

De acuerdo con Lupe Caicedo, jefa política del cantón Tulcán, en estos operativos se revisa los documentos habilitantes para cruzar la frontera al vecino país, llegar a Tulcán o Rumichaca. Añadió que es nacional y Carchi es parte de las primeras provincias donde se desarrolla.

Este control conjunto se ejecutó entre la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), el Servicio Nacional de Aduanas (Senae), el Ministerio del Interior, el Ministerio de Turismo, el ECU911, la Policía y otros.

La idea es combatir el transporte ilegal terrestre interprovincial, local, intrancantonal, internacional y otros; incluso en Tulcán se coordinó con el Municipio tulcaneño para que autorice el espacio donde los buses puedan estacionarse.

De ahí que el fin de semana se retuvo 12 buses, que provenían de Esmeraldas e Imbabura, al parecer se presentaron documentos falsos de la ANT. Caicedo indicó que otras unidades que sí tenían los permisos, únicamente lograron ingresar a la ciudad para que posteriormente los pasajeros se movilicen hacia el vecino país en servicio público.

En tanto que Yadira Pozo, directora provincial de la ANT, expuso que algunos de los buses que pretendían cruzar la frontera tenían inconsistencias de movilidad, por ejemplo tenían permiso de llegada hasta Tulcán y no a Rumichaca, en otros había inconsistencias en salvoconductos.

En la tarde del último sábado se llevó a efecto una audiencia judicial sobre la presunta ilegalidad de transporte, posteriormente en la noche los buses retenidos fueron liberados al igual que los conductores, quienes emprendieron el retorno a sus ciudades de origen. Pozo dijo que prosigue la investigación y advirtió nuevos operativos por cuanto en la frontera norte se ha visto casos de informalidad.

Recordó que meses atrás se observaba a buses interprovinciales de otras partes del país, que llegaban a Carchi para cruzar hacia Colombia, por lo que se vio la necesidad de efectuar controles. Los buses deben tener el Documento Único de Transporte de Turismo (DUTT) que permite realizar este tipo de recorridos, añadió.

Para el taxista Darwin García, la medida de controlar a este tipo de unidades e incentivar que ingresen a la ciudad les ayuda porque genera demanda de pasajeros, que vienen con el afán de ir al otro lado del puente internacional.

Rony Intriago, conductor de una unidad de transporte público de Manabí, en cambio se quejó porque las autoridades no le dejaron cruzar a la frontera, arribó con 40 pasajeros para ir a ver a la virgen de Las Lajas, en Nariño. Desde Tulcán les tocó moverse en taxi.

En cambio Gonzalo Mera, manabita, señaló no estar de acuerdo con la medida porque deben pagar más para transportarse a la frontera, le cobraron $ 40 desde Manabí a Tulcán y ahora a ese valor debió aumentar $ 5 más para ir hasta la frontera sur colombiana. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: