La Catedral representa el renacer de Riobamba

- 31 de enero de 2016 - 00:00
Es uno de los sitios más visitados por los turistas que arriban al Centro Histórico de Riobamba.
Elizabeth Maggi / para El Telégrafo

Esta obra arquitectónica necesita $ 200 mil para una rehabilitación integral.

La Catedral es uno de los templos católicos más vistosos de Riobamba no solo por sus acabados en piedra, sino por la historia que narra de los primeros habitantes de la reconstruida ciudad, luego del terremoto de 1797.

Está ubicada en el centro de la ciudad, frente al parque Pedro Vicente Maldonado. La iglesia rememora los difíciles momentos cuando  la población no quiso dejarse ganar por el miedo generado por el terremoto que acabó con la antigua Riobamba que se levantaba en Sicalpa en el actual cantón Colta.

Posterior a la catástrofe, los habitantes decidieron asentarse en un sitio seguro. Escogieron terrenos planos  sin montañas y sin aparente riesgo. Siguiendo las costumbres de planificación que les dejaron los españoles, cada fuerza política y religiosa escogió los sitios para levantar el Municipio y las iglesias.

Según los historiadores locales, fue en 1810 cuando el párroco José María Freire empezó la idea de construir un templo de renombre.

De acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), Freire basó su diseño en una iglesia matriz  que existía en la antigua Riobamba y sobre la cual se refieren documentos de 1605. Era una edificación de piedra y una cubierta de paja que se desplomó con un temblor.

En los planos se contempló hacer la fachada en piedra con medallones tallados por picapedreros de San Andrés y Yaruquíes. Los trabajos fueron culminados en 1835.

La portada de La Catedral se caracteriza por ser de piedra decorada. Algunas de las rocas fueron traídas desde la antigua ciudad.

Los temas tallados a diferente relieve muestran mucha habilidad. En el cuerpo central hay molduras de arco con tímpano cerrado que sirven de base a la torre en donde está la imagen de San Pedro, considerado el patrono de Riobamba.

El campanario continúa intacto y en su parte frontal se escribieron frases en latín relacionadas con la fe católica. Esta iglesia representa para los riobambeños el renacimiento de la sociedad que se creyó perdida durante el terremoto.

“Al traer piedras de la antigua Riobamba y colocarlas aquí demostraron que la gente no se quedó con ese trauma, sino que quisieron salir adelante y la reprodujeron bien. Era gente luchadora que tenía amor a su ciudad”, interpretó Édison Mena,  técnico de riesgos del INPC.(I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: