Informales regularizan su actividad en Ambato

- 21 de abril de 2018 - 00:00
Mellocos, habas, arvejas, maíz, papa, entre otros productos cultivados en la zona alta del suroeste de Ambato, son vendidos al interior de la Plaza Pachano.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Tras socializar las ventajas del comercio organizado, personal municipal reubicó a 30 comerciantes callejeros dentro de la Plaza Pachano.

Treinta vendedores ambulantes que hasta la semana pasada laboraban en las afueras del Mercado Sur de Ambato, ya regularizan su labor al interior de la Plaza Pachano.

Los comerciantes son oriundos de las parroquias Pasa y San Fernando, de la parte alta al suroeste de la ciudad, consideradas por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) como generadoras de mendicidad.

Desde el lunes empezaron a expender mellocos, habas, arvejas, zanahorias, papa y cebolla blanca, entre otros productos, en condiciones aceptables tanto para ellos como para los clientes.

“Este es un ejemplo de la formalización del comercio ambulante que el Cabildo impulsa a través del Plan de Atención Inmediata a la Red de Plazas y Mercados. En días pasados personal municipal socializó entre vendedores de la parte alta de la urbe, las ventajas del comercio formal, consiguiendo trasladarlos desde las afueras del Mercado Sur hacia la Plaza Pachano, donde expenderán sus productos desde hoy”, indicó el alcalde Luis Amoroso.

A más de esto el burgomaestre afirmó que la iniciativa de concienciación se replicará en zonas de la ciudad donde el comercio callejero congestiona el tránsito y genera contaminación.

Perejil, nabo, maíz, tomate, pimiento y camote, entre otras hortalizas orgánicas, son los productos de mayor demanda en la Plaza Pachano.

“Tras varias explicaciones sobre los beneficios de vender de manera formal, tales como mantener la inocuidad de los productos y protección de los comerciantes ante condiciones climáticas adversas, decidimos laborar bajo la cubierta del centro. Hemos hecho nuestra parte, ahora esperamos una respuesta favorable de los clientes”, dijo  Manuel Quispe, comerciante de Pasa.

Mientras que Nicolás Cayambe, vendedor de la comunidad San Isidro de San Fernando, instó a las autoridades a continuar con estos llamados en las proximidades de todos los mercados de la ciudad y lo propio con los consumidores.

Entre tanto, María Elena Salas, dirigente de la Plaza Pachano, se mostró dispuesta a ayudar a los comerciantes que deseen regularizar su actividad en este lugar.

Los minoristas reubicados ejercerán el comercio de lunes a viernes, de 07:00 a 13:00. El plan municipal además contempla acciones de socialización con comerciantes autónomos, controles en calles y repotenciación de plazas y mercados. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: