El Gobierno local articula esta labor con el Ministerio del Ambiente

En casi 15 meses, las autoridades mantenses sacaron 19.993 llantas de vulcanizadoras

- 11 de abril de 2016 - 00:00
Actualmente en el basurero hay 1.180 llantas. En el lugar, cuando ya está casi lleno, se coordina con el Ministerio del Ambiente para su retiro inmediato.
Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

En el botadero ubicado en San Juan hay un espacio de aproximadamente de 5.000 m² para los neumáticos en desuso abandonados en la ciudad. Estos tienen como destino Guayaquil.

A un costado de la vulcanizadora de Daniel Fernández hay 80 gomas acumuladas. Él espera que sea jueves para que un vehículo del Municipio de Manta las retire y las lleve al muladar como lo hace cada semana.“Nosotros las venimos entregando, desde hace años cuando emprendió esta labor, para evitar criaderos de mosquitos y contaminación”, manifestó.

Según un reporte de la empresa municipal Costa Limpia, de 2015, hasta marzo de este año se han recogido en la urbe y trasladado hasta el vertedero, un total de 19.993 neumáticos.

Fernández resume que esta labor les evita el gasto de transporte.“Hubo un tiempo en que debíamos alquilar carros, para llevarlas hasta el botadero. Personas oriundas de Colorado (Montecristi), que las retiraban, dejaron de hacerlo”.

Ambrosio Moreira, director de Gestión Ambiental del Gobierno local, expresó que este sistema tiene como fin mejorar el ecosistema. “Las llantas son artículos donde se acumula el agua durante la temporada de lluvias. Por lo tanto, se convierten en criaderos de moscos que transmiten enfermedades a la población”, puntualizó.

El Ayuntamiento, añadió, trabajó coordinadamente con el departamento de Higiene y con Costa Limpia, para dar un mejor servicio a la comunidad.

William Navarro, gerente de una compañía recolectora de desechos, explicó que en el vertedero hay un lugar destinado para los neumáticos de 5 mil metros cuadrados.

Agregó que el sitio es cubierto con plástico negro y fumigado cada 15 días.

“Hay otra programación de recolección que depende del Ministerio del Ambiente. Ellos deciden el destino final de las llantas mediante un proceso ya establecido por esta entidad. Se coordina fecha y mes determinado y qué cantidad va a irse retirando”.

La empresa Agave es la encargada de trasladarlas a la tierra tropical, como lo hizo recientemente en que en 5 de sus unidades llevaron los neumáticos.

Explicó que conoce que en Guayaquil son llevados a plantas para convertirlos en polvo y mezclarlo con el asfalto. En el depósito local no se permite el ingreso de particulares ni que se queme maleza en los alrededores para evitar cualquier riesgo. Así lo explicó Santa Villigua, quien trabaja en el lugar.

En Manta, son aproximadamente 50 las vulcanizadoras cuyos propietarios se han concienciado y están colaborando en el acopio y entrega de los productos que son desechados de sus negocios.

“Hay locales pequeños que no esperan a que vayan a retirarlas sino más bien lo hacen por su propia cuenta llevándolas al muladar”, señaló Navarro.

En el basurero hay personal que las recibe y las clasifica por tamaño (pequeñas, medianas y grandes). Son alrededor de 12 personas quienes están permanentemente en este trabajo. Lo que más recopilan son neumáticos de camionetas y autos. Actualmente hay 1.180 llantas en este depósito.

Dan valor agregado

Navarro informó que hay neumáticos que tienen otro destino. Ahora último esta empresa entregó 10 a una facultad de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manta, la cual las solicitó para un proyecto ecológico.

Asimismo se destinaron neumáticos a los barrios que elaboran arreglos mediante el proyecto municipal ‘Mi barrio Bonito’. “Se le dio un valor agregado a la llanta”, afirmó. Para ello se realizaron capacitaciones con el fin de construir figuras.

Las madres de familia de estas zonas fueron las más interesadas en cambiar el entorno del sitio donde residen con sus hijos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP