Las lluvias han desaparecido en Azuay, Cañar, El Oro y Loja

El fuego arrasa los bosques de 4 provincias

- 15 de septiembre de 2016 - 00:00
Uno de los incendios que trajo preocupación fue el registrado en el parque Nacional El Cajas, en julio anterior.
Foto: Fernando Machado/El Telégrafo

Solo en Loja los incendios destruyeron más de 2.000 hectáreas de vegetación. Dos carros se quemaron en el cantón Calvas. El Parque Nacional El Cajas también ha soportado estos eventos.

Cuenca / Machala /Loja / Azogues.-

Más de 2.769 hectáreas de bosque y pajonal se han quemado en esta temporada de incendios, en las provincias de El Oro, Azuay, Cañar y Loja.

En esta última, los incendios han arrasado con vegetación y pastizales, incluso el domingo anterior las llamas terminaron con dos vehículos que estaban estacionados al pie del cerro Macaicanza, en el cantón Calvas.

Fabricio Riofrío, coordinador de Gestión y Riesgos, de la Zona 7, dijo que las llamas han terminado, desde mayo hasta la fecha, con más de 2.000 hectáreas de vegetación.

Los cantones Malacatos y Gonzanamá, sufren las consecuencias de los incendios forestales. “La mayoría han sido controlados, aunque aún subsisten otros”, indicó el coordinador.

En la provincia de Azuay, la situación no es menor. Son 466 las hectáreas que se han quemado desde el mes de julio hasta la fecha.

Para el coordinador de Gestión y Riesgo de la Zona 6, Galo Sánchez, todos los incendios han sido provocados. El que mayor preocupación ocasionó fue el que se registró en julio en las montañas del Parque Nacional El Cajas.

Estos días han trabajado intensamente miembros del Cuerpo de Bomberos, de las Fuerzas Armadas y otras instituciones en cantones como Santa Isabel y Girón, y parroquias como Ricaurte, Baños y otros sectores donde el fuego destruyó cañaverales y pajonales.   

También en Cañar, la falta de lluvias ha incidido en los incendios forestales que han consumido 203 hectáreas de pajonales. En la provincia de El Oro, solo en el mes de agosto se presentaron alrededor de 7 incendios forestales, quemándose cerca de 100 hectáreas de bosque. Uno de los mayores incendios se registró en la parroquia Guanazán, del cantón Zaruma, donde se quemaron 70 hectáreas. Allí fue afectado un potrero.

En Huaquillas y Santa Rosa también se presentaron incendios: se consumieron 15 hectáreas, 10 de ellas en el barrio Virgen de Chilla. El viernes de la semana pasada, en la vía Panamericana, cerca de la terminal terrestre de Santa Rosa, se quemaron 6 hectáreas. El incendio fue controlado luego de varias horas por los bomberos, quienes con batefuegos impedían que las llamas se propagaran.   

Según la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, El Oro es la quinta provincia con más incendios forestales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: