Contaminación del mar se analizó en Manta

- 16 de diciembre de 2018 - 00:00
En la playa Tarqui, del cantón Manta, se difunden campañas permanentes de recolección de basura. También se recogen plásticos, madera y vidrio.
Foto: Leiberg Santos / El Telégrafo

Investigadores académicos, biólogos marinos, organizaciones pesqueras y colectivos de ambientalistas compartieron datos sobre la basura en el océano.

La contaminación del mar por el uso de plásticos es alarmante. A esa conclusión se llegó en el marco de un simposio que estuvo a cargo del Colegio de Biólogos de Manabí (Cobim), que analizó esta problemática.

En la cita, que se realizó en el auditorio de la Autoridad Portuaria de Manta (APM), el biólogo Edwin Castro, integrante del Cobim, consideró que uno de los pasos para concienciar a las personas de no arrojar basura en los océanos es a través de charlas, especialmente dirigidas a los adolescentes y jóvenes.

Lo primero es difundir a la sociedad académica, medio ambiental y público en general las experiencias de empresas públicas o privadas y de las instituciones educativas en torno a los estudios técnicos que se efectúan sobre la situación de los recursos marinos, frente a la contaminación, reseñó Castro.

Juan Figueroa Pico, representante del departamento central de investigación de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (Uleam), expuso sobre la basura marina, su implicación y conservación de los arrecifes rocosos en la provincia de Manabí.

“Las campañas de limpieza de playas que se ejecutan en Manabí son loables, pero carecen de metodologías estandarizadas para levantar la información y después compararlas con los resultados obtenidos en otras playas del país”.

El experto añadió: “Es una debilidad que se presenta en todo el país, por ello empezamos a trabajar para solucionar el tema de la recopilación de datos”.

Figueroa recordó que existe un grupo ecuatoriano denominado “Científicos de la basura”. Este colectivo involucra al Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar), al Instituto Nacional de Pesca (INP), a las universidades Estatal de Guayaquil, a la alma mater de Santa Elena y a la Uleam. El objetivo es trabajar conjuntamente.

El objetivo es comparar los trabajos de cada entidad y así conocer qué  tipos de basura se arrojan al mar, la cantidad y cómo llegan a las playas. “Eso se puede lograr con una metodología estandarizada de investigación y es lo que se implementa en el país”, indicó.

Resaltó que Manabí tiene capacitadores en la Uleam, así como los colegios 5 de Junio y María Montessori. Ellos preparan a los jóvenes bajo guías de estudios para que conozcan sobre la realidad de la contaminación de los océanos con plástico en el mundo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: