Los plateles, ahora fusionados en una sola unidad educativa, fueron CREADos El 25 de septiembre de 1974

Colegios María Natalia Vaca y Juan F. Montalvo cumplirán 40 años de excelencia académica

- 21 de septiembre de 2014 - 00:00
La unificación de los 2 planteles permitirá una óptima utilización de las instalaciones y predios de la unidad. El edificio fue construido en septiembre de 1974. Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo.

Los plateles, ahora fusionados en una sola unidad educativa, fueron CREADos El 25 de septiembre de 1974

“A pesar de no contar con una trayectoria centenaria como la de algunos colegios ambateños, la Unidad Educativa Mayor (UEM) María Natalia Vaca-Juan Francisco Montalvo posee una historia educativa llena de satisfacciones, alegrías, ciencia e instrucción de calidad”.

Muy alegre por formar parte activa del plantel y de entregar a diario su mejor esfuerzo para educar a miles de jóvenes se muestra Mónica Altamirano, maestra de Lengua y Literatura desde hace 34 años, en este plantel ahora emblemático en la ciudad.

Durante este tiempo, tanto el colegio María Natalia Vaca, como el Juan Francisco Montalvo (ahora fusionados en una sola unidad educativa) han instruido a miles de alumnos de Ambato, Pelileo, Píllaro y algunas parroquias rurales de la capital tungurahuense. Además, se ha adaptado con éxito a las exigencias del sistema educativo moderno y ha formado parte de importantes proyectos que el Ministerio de Educación ha venido implementando.
El más reciente de estos y en el que no solo participará esta cartera de Estado sino también diario EL TELÉGRAFO, tiene como objetivo formar de manera técnica un club de periodismo del plantel y, así, preparar a los futuros periodistas y reporteros gráficos del país.

Hace 40 años

Altamirano, quien es la coordinadora institucional del proyecto en el que participarán al menos 40 alumnos, recuerda con nostalgia los primeros años de vida de la unidad.

“El 25 de septiembre de 1974 se creó el Instituto María Natalia Vaca y el colegio Juan Francisco Montalvo, como 2 planteles individuales. Pese a esto, 10 años después de su creación ambos colegios funcionaron durante 29 años en el mismo predio pero en diferentes horarios. Desde 1974 hasta 1984, mientras se construía el colegio, la unidad educativa laboró en los predios del colegio Luis A. Martínez, en el centro de Ambato. A partir de esta fecha, maestros y alumnos de la época desarrollaron un espíritu de perseverancia y trabajo arduo para alcanzar una excelente calidad, pese a las dificultades de estudiar en un espacio de otro plantel”, dijo.

La interrelación entre estudiantes de las instituciones fusionadas crea un ambiente de compañerismo, calidez, fraternidad y amistad juvenil. Foto: Roberto Chávez

En 1984, cuando las instalaciones de la unidad, ubicadas en la esquina de las avenidas Rumiñahui y Los Shyris, en el sur, estuvieron listas se efectuó el traslado del alumnado. “Desde esta fecha la unidad se convirtió en un referente educativo para la zona sur. Los vecinos del lugar, quienes debían enviar a sus hijos a estudiar en colegios lejanos, agradecían su apertura”, señaló Norma Toro, rectora de la UEM.

La maestra, además, recordó que el plantel inició sus labores con 11 docentes, 142 alumnos y con Jorge Jácome Clavijo, poeta local, como primer rector.

El Instituto es fiscal y mixto, cuenta con 83 profesionales entre personal docente, administrativo y de servicio. Además, el número de alumnos ha ido creciendo cada año y al momento cuenta con 1.528 estudiantes en la sección diurna y 205 en la sección vespertina.

Origen del nombre

La UEM lleva el nombre de 2 ambateños, cuya labor educativa trascendió en el siglo XIX. Juan Francisco Montalvo, nacido en 1886, fue sobrino nieto de Juan Montalvo y se destacó como escritor y periodista local. Por su parte, María Natalia Vaca sobresalió en la docencia y en el ámbito poético. Además, colaboró en algunas revistas y periódicos.

Padres agradecen la inicitiva de EL TELÉGRAFO

Marta Manobanda, madre de una alumna interesada en el proyecto periodístico que lleva adelante el Ministerio de Educación (ME) y diario EL TELÉGRAFO, manifestó su alegría al saber que su hija terminará sus estudios secundarios con conocimientos básicos de reportería noticiosa e introducción a la fotografía. “El proyecto permitirá a los jóvenes reconocer si su vocación profesional se inclina por el periodismo. El contacto con profesionales del ramo y con funcionarios del Ministerio de Educación les permitirá aprender las labores que se deben cumplir en un medio de comunicación, además de incentivar el trabajo en equipo”, dijo.

La fusión optimiza el uso del edificio

Según Bernardo Casas, padre de familia de 3 estudiantes de la Unidad Educativa Mayor María Natalia Vaca-Juan Francisco Montalvo, la unión de ambos planteles optimiza el uso del espacio físico y la infraestructura de la institución. “Antes de la fusión, los alumnos del Natalia Vaca usaban el espacio por la mañana y los del Juan F. Montalvo, por la tarde. Esto causaba que las autoridades de ambas instituciones hagan usos diferentes de los espacios. Una vez fusionados los planteles, la planificación de juegos internos y actividades similares permitirán el uso de áreas de forma conjunta, por todo el alumnado”, indicó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: