Carne envenenada podría acabar con los cóndores en Cotopaxi

- 08 de julio de 2019 - 15:58

En las zonas rurales de Latacunga, centenares de canes que fueron abandonados, especialmente tras la emergencia del volcán Cotopaxi en el 2015, ahora son perros salvajes (ferales) que al no tener alimento atacan los rebaños, ganado y demás animales de corral de los campesinos.

Los campesinos, a su vez, optaron por lanzar carne envenenada para que los perros salvajes ya no ataquen a sus animales, sin embargo, el olfato de los caninos les impide caer en la “trampa”. En otras ocasiones las aves consumen la carne de los perros envenenados que les produce el mismo efecto: la muerte.

Lo contrario ocurre con los cóndores, que sí consumieron la carne envenenada. Actualmente, Cotopaxi reporta dos aves muertas por envenenamiento, otros dos fueron atendidos a tiempo en el Hospital Veterinario Planeta y Vida, y fueron salvados de una muerte segura. La mayor parte de víctimas son hembras, así lo dio a conocer Diego Medina, veterinario de la casa de salud que brinda atención gratuita animales silvestres en peligro.

Según la Dirección del Ministerio de Ambiente del Ecuador (MAE) de Cotopaxi, el último censo indica que hay 150 cóndores en todo el país, el 18% de ellos estarían en la provincia, y el mayor porcentaje en Pichincha.

Para preservar su conservación, que está en peligro de extinción en Ecuador, cada 7 de julio desde el 2019 se celebra el Día del Cóndor Andino. Desde esa fecha, el MAE puso en marcha un proyecto de conservación de la especie.

Como parte de la concienciación a la población, el viernes 5 de julio se realizó una feria con estands informativos sobre cómo cuidar al cóndor, datos sobre su reproducción, la función que cumplen en el ecosistema entre otros.

El domingo el Parque Nacional Cotopaxi (PNC) recibió a centenares de visitantes al avistamiento del ave que es símbolo patrio del país.  (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: