Once sectores de Ambato se unen a campaña nacional contra incendios

- 13 de agosto de 2019 - 00:00
Los montes que cubren el valle de Patate, donde crecen diversas especies arborícolas, son monitoreados a diario por el alto riesgo de incendio.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

La Red Nacional de Líderes Ambientales y la Asociación de Ciudadelas Ambato Norte realizan talleres preventivos. La meta es evitar que la cifra de 61 hectáreas afectadas por las llamas en Tungurahua este 2019 se incremente.

El norte de Ambato y Píllaro son los puntos con mayor riesgo frente a incendios forestales en Tungurahua, según un informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos (SNGRE).

El documento incluye, también, a los cantones Baños, Pelileo y Patate entre las zonas vulnerables de esa provincia serrana. Otro de los sectores con peligro de quemas forestales es Quisapincha, en la zona alta suroeste de Ambato. Por ello, el Cuerpo de Bomberos de la capital tungurahuense patrulla las quebradas y los extensos bosques de eucalipto.

En lo que va del año, alrededor de 61 hectáreas (ha) de bosques, páramos y más áreas forestales fueron consumidas por las llamas en aquella zona del país. Mientras que en 2018 se registraron cerca de 699 ha de vegetación afectadas por incendios.

No obstante, para reducir a 0 la incidencia de quemas forestales y crear cultura de conservación ambiental en ese y  otros puntos del país, el Gobierno Nacional inició la campaña “Ecuador sin fuego”.

La iniciativa, presentada en Ambato a fines de julio de 2019, está a cargo del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), el Ministerio del Ambiente (MAE), ECU-911, Policía Nacional, Cuerpos de Bomberos, gobiernos locales y otras entidades.

Ahora, dos organizaciones civiles, una de presencia nacional y otra de incidencia local, se suman a la causa con el propósito de cuidar los bosques primarios, las reservas forestales, cultivos y la fauna endémica de la zona.

Se trata de la Red Nacional de Líderes Ambientales y de la Asociación de Ciudadelas del Norte de la capital tungurahuense. Ambas entidades desarrollarán acciones preventivas y de concienciación.

“Más del 80% de incendios se producen por factores antrópicos; es decir, por la mano del hombre. Entre ellos descuidos durante excursiones, no sofocar correctamente una hoguera, y fumar y abandonar cristales en zonas boscosas”, dijo Érica Toledo, coordinadora nacional de la Red de Líderes Ambientales.

La incidencia de siniestros es mayor en la Sierra centro en esta temporada por la prolongada presencia del sol entre julio y los últimos días de septiembre. Ese lapso constituye la época seca en las provincias de Tungurahua, Cotopaxi, Chimborazo y Bolívar.  
Por el período vacacional se organizan frecuentemente caminatas y expediciones hacia áreas forestales, situaciones en las que por descuidos suelen ocurrir incendios.

Capacitaciones

A fin de evitar este tipo de incidentes, la Red organiza talleres de concienciación ambiental y de prevención. “El primer curso se dictará el 14 de agosto en el barrio La Florida, ubicado en el noroeste de Ambato.

Ese día expertos en gestión de riesgos instruirán sobre aspectos importantes, como materiales inflamables, riesgo por exposición de vidrios al sol y medidas de seguridad ante un flagelo”, expresó Joao Baylón, subcoordinador de la Red.

Dos días después, la casa barrial de El Rosal acogerá a los técnicos de la organización. Allí se instruirá sobre el correcto uso de la línea única de emergencias 911.

“Es fundamental que la población conozca que en este número se puede acceder a todas las entidades de socorro ciudadano. Por ello se debe utilizar responsablemente para alertar sobre accidentes, incidentes naturales, situaciones de riesgo y, por supuesto, quemas forestales”, señaló Toledo, quien además es directora administrativa de la zonal 3 del ECU-911.

Hasta mediados de septiembre la Red Nacional de Líderes Ambientales dictará capacitaciones en 10 ciudadelas del norte y noroeste de la capital tungurahuense.

Esta organización sin fines de lucro, integrada por jóvenes activistas del país, ya ha liderado varias acciones ambientales a escala nacional, como aseo de playas, limpieza de quebradas, adecentamiento de cuencas de ríos, carreras atléticas de concienciación y talleres enfocados en prevención.

Difusión del marco legal

La Asociación de Ciudadelas del Norte de Ambato, presidida por Óscar Gutiérrez, es otro organismo ciudadano que se une en favor del cuidado del medio ambiente.

El dirigente, quien también es abogado, añadió que integrantes del gremio socializarán en los próximos días las leyes que previenen y castigan los delitos ambientales.

“El art. 246 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) estipula que la persona que cause de forma directa o indirecta un incendio en reservas forestales podría enfrentarse a penas privativas de la libertad de uno a tres años”, dijo.

La difusión de esta y otra información relevante sobre quemas forestales será difundida mediante hojas volantes, visitas puerta a puerta, perifoneo y reuniones entre dirigentes y vecinos de los barrios del norte.

“En este sector hay riesgo de incendios por la presencia de extensos bosques de eucalipto y zonas de arbustos, y también por la vegetación seca. En especial en el ingreso sur del cantón Píllaro y quebradas de la comunidad Chachoán”, expresó Paola López, habitante del barrio El Dorado. (I)

Estadísticas
Cinco puntos críticos
Baños, Patate, Pelileo, Píllaro y Ambato, son los cantones tungurahuenses con mayor riesgo de incendios forestales en la época estival. En estos sectores hay extensos bosques de eucalipto, pino, nogal, y zonas de vegetación seca.

61 hectáreas de páramos en Tungurahua han sido consumidas por el fuego en lo que va del año.

Factor antrópico
Más del 80% de quemas en las zonas boscosas son producidas por descuidos humanos durante excursiones.