A partir de marzo operará planta de reciclaje diferenciado

25 de febrero de 2013 - 00:00

Para marzo está prevista la inauguración del centro de acopio de residuos sólidos ubicado en el antiguo botadero de Curgua, al suroccidente de Guaranda (Bolívar), con el objetivo da  tratamiento técnico a la basura.

Este proyecto beneficiará en el futuro a la población guarandeña, además de  los habitantes de los cantones Chimbo, San Miguel, Chillanes, Las Naves, de la parroquia bolivarense San Luis de Pambil y del cantón Quinsaloma (Los Ríos).

Ver infografía ampliada

Estas zonas se integraron en una mancomunidad para el manejo de residuos, como parte del proceso de descentralización que ejecuta el Estado desde hace dos años, aproximadamente.

En la primera etapa participarán alrededor de 135 mil personas de los municipios de Guaranda, Chimbo y San Miguel, quienes ya fueron capacitadas en el proceso de clasificación de desechos.

En Guaranda, hasta el momento han sido cubiertos 10 barrios mediante charlas y la entrega de folletos sobre reciclaje; para ello se contó con la participación de  siete promotores, quienes hicieron visitas en cada casa para capacitar a los habitantes. Allí se empezó con la separación de desechos en tres grupos: orgánicos, reciclables y no reciclables (pañales, toallas sanitarias, baterías de vehículos, pilas, etc.).       

El director de Gestión Ambiental del Municipio de Guaranda, Maximiliano Gallmeier, afirmó que Bolívar y Galápagos son las únicas provincias del país en las que se clasifican los desechos de esa manera.

En el resto de jurisdicciones provinciales, cantones y parroquias involucrados en temas de reciclaje, la selección se hace en dos grupos: orgánicos y reciclables. “Cada Municipio actúa según sus ordenanzas. Y la capital de Bolívar está muy avanzada en este sentido. Invertimos 1 millón de dólares anuales para el mantenimiento de vehículos y personal; tenemos 3 carros recolectores (cada uno cuesta 78 mil dólares) y una barredora con un costo aproximado de 256 mil dólares”, manifestó el funcionario.

Entre tanto, la antigua planta todavía funciona en el lugar. En ella opera un sistema de disposición de desechos mediante  enterramiento (botadero). Y mientras se capacita a los habitantes de las otras zonas que integran la mancomunidad para que se integren al proceso, continuará trabajando de la misma manera.

En cuanto al nuevo procedimiento, se dio a conocer que Chimbo genera 4 toneladas de desechos sólidos al día; San Miguel, 6; y Guaranda, 35, pero solo 16 de esas 45 toneladas podrán ser procesadas en la planta, mientras que las otras 29 serán tratadas o recicladas por los propios habitantes. La basura orgánica será convertida en abono, los desechos reciclables serán reutilizados por empresas y lo no aprovechable será sepultado.  

La planta cuenta también con un depósito para desechos hospitalarios y veterinarios, de los que se generan 300 kilogramos semanales. Las 10 personas que trabajaban en el antiguo botadero fueron capacitadas.“Ahora han conformado la Asociación 13 de Abril, que permite que trabajen de manera independiente y en condiciones dignas”, dijo Álex García, técnico de Control Sanitario del Cabildo de Guaranda.

Se prevé que la planta tenga una vida útil de 30 años, pero eso depende de su cuidado. “Si se le da un seguimiento adecuado, puede rendir más de 30 años. Es importante tenerla en buenas condiciones”, dijo Franz Verdezoto, director provincial de la cartera de Ambiente.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: