Paute tiene el clima perfecto para el cultivo de plantas ornamentales

- 17 de enero de 2016 - 00:00
Los habitantes del cantón se dedican principalmente a labores agrícolas como a la limpieza y poda de plantas.
Foto: Diana Vera

La temperatura en este valle azuayo oscila entre los 18 °C y 26 °C. El negocio de los viveros da empleo a cientos de pauteños y se convierte en una actividad característica de la zona.

El cultivo de flores y plantas ornamentales se ha convertido en una distintiva atracción del cantón Paute, ubicado al nororiente de la provincia del Azuay.

A lo largo de la vía principal existe más de una docena de viveros donde se encuentra todo tipo de plantas frutales, ornamentales e incluso forestales.

Según sus habitantes, este cantón posee un clima perfecto (subtropical templado) para el cultivo de plantas, que sumado a sus tierras fértiles y paisaje lo han convertido en “el paraíso de la flores y las frutas”.

Esto ha permitido que sus habitantes desde tiempo atrás se dediquen a labores agrícolas como el cuidado de huertos y viveros, convirtiéndolo así en un cantón productivo.

“Cuando quiero comprar plantas siempre vengo a Paute, aprovechando que no está muy lejos y que hay toda variedad” dijo María Contreras, quien reside en Cuenca.

Desde hace 14 años Pablo Arroyo tiene su vivero ubicado en el sector de Pirincay. Implementó su negocio luego del desastre de la Josefina y en la actualidad tiene más de 10 mil plantas para venta y unas 30 mil en producción. “Luego del desastre mucha gente se quedó sin trabajo y como algunos laborábamos en los viveros del Crea adquirimos conocimientos e implementamos nuestros propios viveros”, dijo.  

En su negocio se encuentran plantas de la Costa como palmeras y cipreses enanos, y del Oriente como orquídeas y helechos.

Según el propietario, el clima es uno de los factores que permite producir cualquier especie. “Se puede producir cualquier planta que se quiera. Nosotros traemos del Oriente y de la Costa y se las adapta, por eso, cuando la gente compra ya no sufre la planta”, explicó.

A esto, agregó, se suma la utilización de sustratos de calidad y controles para el cuidado.

Andrés Barzallo, dueño de otro vivero del sector, explicó que inicialmente las ventas se centraban en plantas ornamentales y frutales; sin embrago, desde hace unos 3 años iniciaron la implementación de especies forestales. “Comenzó a haber demanda por la cuestión de preservar los bosques”, dijo.

Según Barzallo la parte turística también ha permitido que cada vez más el cantón sea conocido por la producción de plantas. “Siempre vienen turistas a las playas de Paute y de paso van comprando, pero hay otros que solo vienen por adquirir plantas”, dijo Barzallo, quien en su vivero tiene unas 8 mil plantas frutales, unas 3 mil ornamentales y 20 mil forestales.

Según los propietarios, sus plantas no solo se venden en Azuay sino también en otras provincias del país. Las ventas fuertes las realizan los fines de semana e incluso trabajan a través del Portal de Compras Públicas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP