En 1824, año de cantonización de machala, se registró aquí un gran incendio

Las carabelas de Colón reciben miles de turistas

- 08 de noviembre de 2015 - 00:00
El parque, que fue inaugurado hace 2 años, recibe diariamente a aproximadamente 900 turistas. Fabricio Cruz / El Telégrafo

En 1824, año de cantonización de machala, se registró aquí un gran incendio

Desde 2013, el parque Cristóbal Colón, ubicado frente al hospital Teófilo Dávila de Machala, se ha constituido en uno de los más visitados por los turistas de todo el país e incluso del extranjero.

Carla Montalván llegó a Machala a pasar unas vacaciones junto con su familia, dijo que una prima le había comentado las bondades que tiene el parque y que le llamaron mucho la atención las Tres Carabelas que están sobre una pileta de agua. Estas representan la llegada de Cristóbal Colón a América. “Es muy bonito todo esto. Se puede subir al barco y tener una vista de gran parte de la ciudad”, dijo la turista.

Su esposo, Esteban Ochoa, aprovechó para fotografiar desde la parte baja. “He viajado por muchas ciudades y creo que esto no hay en otro lugar. Me parece algo muy original”, expresó.

Así como ellos, cientos de personas llegan al parque Colón, que además de tener como atractivo a las carabelas, posee un túnel de agua. El responsable de este atractivo turístico es Carlos Espinoza Apolo, quien diseñó el parque para semejar la llegada de Colón a América. Él explicó que la infraestructura cuenta con 3 pérgolas que están junto a las áreas verdes y una zona de cafetería. “En el centro se colocó la Rosa de los Vientos, donde se puede distinguir la ubicación de la ciudad”, dijo.

Espinoza indicó que se construyó una pileta como una alegoría de las 3 carabelas: la Niña, la Pinta y la Santa María, en las que llegó el genovés a América. “Las personas podrán subir a las carabelas y disfrutar de la vista panorámica del sector”, añadió.

Diariamente el parque recibe aproximadamente 900 turistas. “Siempre que vengo a Machala, invito a mis amigos a tomar un café en el parque”, dijo el turista Henry Enríquez, oriundo de Tumbes (Perú).

El parque Colón, pese a que tiene 2 años de haber sido inaugurado, se ha convertido en un punto de encuentro para los orenses. Alejandro Cruz y su novia Mónica, de la ciudad de Piñas, aseguran que les gusta recorrer los distintos parques de Machala, ya que “ahora están bonitos”.

El espacio de recreación, tiene una superficie de porcelanato, jardinería con árboles, palmeras, plantas ornamentales, un túnel de agua de 23 metros lineales y 3,5 metros de altura. Asimismo hay 80 chorros o salidas de agua iluminados con luces cromáticas de colores. Posee áreas de descanso con cubiertas, rampas de acceso, música ambiental y baterías sanitarias para hombres, mujeres y personas con discapacidades. La inversión fue de cerca de $ 2 millones.

Desde hace 8 años, el Municipio de la ciudad decidió ejecutar una remodelación de las plazas y parques, con el fin de atraer a los turistas y darle un mayor realce a la ciudad. Este año entró en regeneración el parque 9 de Mayo, al norte de Machala.

La historia registra gran incendio

Donde actualmente está el parque Colón estuvo el primer asentamiento humano de lo que hoy es la capital orense, según datos de la historia de Machala. De esa gran pampa de salitre poco se conoce, sin embargo, información monográfica revela que fue en ese lugar donde ocurrió también el primer gran incendio de la ciudad, esto sucedió el año 1824 (año de cantonización de Machala) en el sector de las calles Olmedo y Colón, en la esquina donde ahora está el Banco de Sangre.

Según los vecinos más viejos de la zona, allí había más de 20 casas construidas con totora, caña y madera que fueron arrasadas por el fuego. Los pocos habitantes machaleños a los que se unieron los del sector, trataron, en vano, de sofocar las llamas, trayendo en tarros de madera las aguas del río Jubones que corrían en un estero formado en lo que ahora es la calle Buenavista.

En aquella época, una señora de apellido Cortés donó la finca cacaotera denominada La Capellanía, en 1878, a la iglesia parroquial donde el padre Teófilo Dávila y la Sociedad de Beneficencia de Señoras levantaron el actual hospital. (I)

Datos

Dentro de esos límites la gran pampa sirvió para acorralar ganado y otros animales, hasta que se convirtió en parte integral de la ciudad de la ciudad.

Varias familias se asentaron en el sitio: los Morocho, los Carvajal, los Solano, los Heras, los Baquerizo, los Vargas, los Zambrano y otros que levantaron sus casas en los alrededores.

Fue durante el gobierno municipal de Errol Cartwright, con el apoyo de varios concejales que se resolvió construir el primer parque con árboles y desde allí comenzó a tomar interés este sitio.

En la alcaldía de Mario Minuche se adecentó el lugar y se instaló una pileta, la cual nunca funcionó. Los vecinos consideraron que fue un desperdicio de recursos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP