El evento forma parte de la celebración por el día del libro

Cuencanos leerán durante 10 horas una obra nacional

- 17 de abril de 2014 - 00:00
En las bibliotecas de la ciudad también se ha reducido el número de lectores. Los que van solo realizan consultas para hacer sus tareas. Foto: José Luis LLivisaca│ El Telégrafo

El evento forma parte de la celebración por el día del libro

Con motivo de conmemorarse el Día Mundial del Libro, el próximo 23 de abril, distintas instituciones de la capital azuaya como la Universidad de Cuenca, su similar del Azuay, la Casa de la Cultura y algunos colegios han organizado la cuarta edición del evento denominado Lectura de Fondo 10H, Escuchando las Voces del Páramo.

La intención de los gestores de esta jornada es que la ciudadanía haga conciencia sobre la importancia de la lectura, sobre todo de la literatura ecuatoriana.

El evento se efectuará durante 10 horas, desde las 08:00 hasta las 18:00, con la participación de alumnos y maestros de establecimientos y público en general.

La obra seleccionada para este objetivo es ‘Bruna, soroche y los tíos’, de la escritora nacional, Alicia Yánez Cossío.

El título seleccionado es ‘Bruna, soroche y los tíos’, de la escritora quiteña Alicia Yánez Cossío.

3.000 personas, entre alumnos de escuelas y colegios, fueron parte de este evento en las tres ediciones anteriores.
Este libro, que fue publicado en su primera edición en 1972, consta de 12 capítulos y 316 páginas. Yánez fue escogida en base a méritos, pues uno de los requisitos con los que debe contar un relator  para ser parte de este acto  es que haya publicado por lo menos cuatro obras y ella tiene 16.

Además se garantizó su presencia durante la jornada para que comparta experiencias y así poder discutir  sobre su obra.

La mecánica del encuentro consiste en que cada participante lea durante 10 minutos el número de páginas que pudiese de la obra, luego los coordinadores señalarán la instancia hasta donde se haya avanzado, para que el siguiente  continúe con el proceso, en las hojas posteriores.

“La idea, incluso, es que podamos leer más de una vez todo el libro”, comentó Jackeline Verdugo, directora de la carrera de Lengua y Literatura y Lenguajes Audiovisuales de la Universidad de Cuenca,  y encargada del proyecto.

Reconoció el alto interés que ha captado el evento con el avance de las ediciones, pues al principio fue la Universidad de Cuenca la única promotora de esta idea.

En la actualidad también participan la del Azuay y colegios reconocidos como el Benigno Malo, Asunción, Herlinda Toral, Ciudad de Cuenca, Cedfi y Porvenir.

Comentó que el año anterior se contó con la presencia de 3.000 lectores y que para esta ocasión se anhela convocar a unas 5.000 personas.

Los escenarios que acogerán esta iniciativa serán el Teatro Casa de la Cultura, la Universidad de Cuenca (Facultad de Filosofía y centro de documentación Juan Bautista Vázquez), la Universidad del Azuay, el colegio Benigno Malo y su similar Alicia Loza Meneses.

Quienes aspiren a sumarse a este evento podrán hacerlo inscribiéndose en las dos universidades participantes y en el plantel secundario.

Menos lectores

Para Cristóbal Zapata, coordinador editorial de la Casa de la Cultura y escritor, en la actualidad el interés por leer ha disminuido en la sociedad cuencana.

Si bien no existen estadísticas del número de libros que se estudian por ciudadano en Cuenca,  advierte que esto nace del desinterés de las personas. “Sospecho que la realidad sigue siendo triste, me parece que el índice de lectores es muy bajo. No veo algún indicador favorable en este sentido, es decir, quizá no alienta ver en los últimos años que haya  un grupo de poetas jóvenes que se están incorporando gradualmente, que participen de la vida literaria de la ciudad”, comentó.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en 2012, evidenció que en Ecuador el 56,8% de personas no dedica tiempo a la lectura por desinterés y que el 31,7% no lo hace  por falta de tiempo.  

El sondeo fue realizado a mayores de 16 años, en 3.960 viviendas de Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala y Ambato. “Yo creo que la gente sí lee, pero no literatura. Hay personas que gustan de libros afines a sus profesiones y otros, pero no revisan las obras de los relatores, mucho menos de los ecuatorianos”, comentó la educadora Verdugo.

El Día del Libro se celebra desde el 23 de abril de 1996 en distintos países del mundo. Desde 2008 más de 100 naciones son parte de la conmemoración.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP