Ecuador, 05 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Muchos de los pobladores de la zona han aprovechado el turismo para desarrollar negocios de comida

El biocorredor turístico entre Santa Ana y Poza Honda alberga 40 balnearios

El balneario La Compuerta es uno de los principales puntos que atrae a los turistas. En el feriado pasado llegaron visitantes de diferentes lados del país.
El balneario La Compuerta es uno de los principales puntos que atrae a los turistas. En el feriado pasado llegaron visitantes de diferentes lados del país.
Foto: Vivian Zambrano / El Telégrafo
20 de febrero de 2016 - 00:00 - Redacción Regional Manabí

Para el montecristense Ower Zambrano el estar frente a un río es algo ideal para desestresarse y dejar de lado todas las cargas laborales. Así lo hizo el pasado feriado. Su lugar preferido para disfrutar con su familia es el Badén La Poza de Ayacucho, punto en el que ha pasado sus últimos 5 carnavales.

Al igual que Zambrano, centenares de personas escogieron alguno de los más de 40 balnearios ubicados en el biocorredor turístico de 31,5 kilómetros que hay entre Santa Ana y Poza Honda.

Los visitantes se sienten atraídos no solo por los torrentes, sino por  la deliciosa gastronomía que en la localidad se expende, sobre todo los fines de semana y en feriado, así como distracciones que poco a poco se han ido implementando. Zambrano asegura que el paradero que él visitó mejora su infraestructura cada año para satisfacer al turista.

Ángel García, santanense que reside desde hace 3 décadas en Estados Unidos, es el propietario del Badén, que este 19 de marzo cumplirá 21 años a disposición de los visitantes. “El negocio empezó con un pequeño terreno al lado del río. Puse un plástico negro como techo y la gente bailaba hasta el amanecer con el disco móvil en el lodo. Era una alegría que no tenía explicación... venían de todos lados”, rememoró el propietario del centro turístico.

El lugar ahora cuenta con 2 pistas de baile, cada una con un sistema de agua para que las personas se refresquen. Además, en los 6 restaurantes que se levantan en el lugar hay comidas típicas de la zona como  bollos, empanadas, jugos y frutas. Hay un parqueadero para  200 carros. “La mejor época para nosotros son los carnavales”, comentó el hombre.

García habla de que ya tiene 32 negocios parecidos como competencia en la localidad “lo cual le alegra”. Para este santanense es muy satisfactorio dar trabajo a más de 70 personas de la zona en el Badén. “Mi propósito es apoyar a la gente de mi tierra”, señaló.

La gastronomía es uno de los principales atractivos que se hallan en los balnearios de Santa Ana. Seco y caldo de gallina criolla son los más pedidos. Foto: Vivian Zambrano / El Telégrafo

Para la mantense Miriam Cabrera, los mejores balnearios de agua dulce de Manabí están en Santa Ana. “Aquí se comparte lindo en familia, por la tranquilidad y porque los niños se pueden bañar sin problemas al no ser ríos hondos”, destacó.

Otro de los balnearios que se hallan en esta ruta es La Lucha, que tiene más de 10 años en funcionamiento y cuyo acceso para avanzar hasta el río es un puente colgante de madera, lo que es un atractivo para el turista, quienes aprovechan el paisaje para tomarse fotos.

Dalinda Arteaga, persona de la localidad, explica que allí siempre hay personas que llegan de distintos lugares del país, incluso foráneos. En cada punto hay venta de comida, lo que potencia los paraderos turísticos.

Jaqueline Mendoza es propietaria de un local de comida típica. Su sazón ha sido probada por miles de visitantes. Es que en su local, como en la mayoría que se concentran en este balneario, los turistas encuentran las tongas, caldo y seco de gallina criolla, seco de chancho, majada, empanada, viche de camarón criollo y guatita. “Más invertimos para preparar secos de gallina criolla. Por ejemplo, en carnaval nosotros invertimos $ 1.500, porque es el plato que más piden los visitantes”, dijo Mendoza.

Los comerciantes locales no solo se dedican a vender sus productos, sino que hablan de las bondades en general del biocorredor. En La Lucha, 50 hamacas están listas para que las personas puedan descansar. Hay en planificación la ampliación del lugar, en especial hacer una cancha de índor y otra de ecuavoley.

En este mismo trayecto, en el sitio Las Guaijas, se levanta el punto recreacional Las Cabañas Nevis de Eddie Casanova.  En el lugar, personas como Ana Pachay destacan la tranquilidad que da el estar rodeados de naturaleza. El pasado fin de semana llegó al lugar con otros 10 familiares, quienes quisieron compartir un día de recreación.

Casanova expresó que el complejo tiene cerca de 4 años. Indicó que se realizan adecuaciones para el próximo feriado (Semana Santa). “Iniciamos con la idea de hacer algo para la familia, pero en ese tiempo, como no teníamos cerramiento, la gente ingresaba hasta que mejor decidimos hacerlo turístico y  darle forma”, comenta. Arrancaron con una cabaña y ahora son 7, cuyo valor por las 24 horas es de $ 20 por familia.

Se ha implementado  cancha deportiva, pista de baile, hamacas, sala para eventos y baños para el público. “Estamos tratando de calificar para ser avalados por el Ministerio de Turismo. Ya nos hicieron la inspección, es cuestión de tiempo, esperamos que no pase de marzo”.

En la lista de balnearios consta también La Compuerta Barragán-Salazar. En la ruta hay varios puentes, desde los cuales hacen clavados los más arriesgados. Esta actividad solo se puede realizar cuando el río está crecido.

“Aquí vengo a despejar mi mente, me encanta”, comenta Fanny Zambrano, moradora del barrio Santa Ana de Manta, quien acude al biocorredor varias veces al año, no solo en feriados. “Me gusta más cuando no hay mucha gente”, acotó. (I)

El ingreso al balneario La Lucha es muy particular. Se hace a través de un puente colgante que atrae a visitantes como Stalin Mendoza y su hijo Sergio Andrés. Foto: Vivian Zambrano / El Telégrafo

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media