Los técnicos comparan a los recientes estallidos con “cañonazos”

Explosiones del Tungurahua remecen el suelo y ventanas

Los instrumentos y vigías registran la caída de material volcánico y la generación de flujos piroclásticos.
08 de marzo de 2016 00:00

Riobamba-Ambato.-

Las lluvias son continuas e intensas en la Sierra Centro. Por eso, los volcanes Cotopaxi y Tungurahua se mantienen nublados la mayor parte del tiempo y para su monitoreo, los técnicos deben valerse de los instrumentos, cámaras térmicas y el trabajo de los vigías.

Según los agricultores de la zona, las precipitaciones ayudaron a mitigar en parte los efectos nocivos del polvo volcánico, tanto para los seres humanos como para las plantas y el ganado vacuno, porcino y otros.

Pedro Fermín, del Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT), informó ayer que la actividad del Tungurahua se mantiene moderada-alta. “Desde las 07:30 del domingo, cuando se registraron cuatro flujos piroclásticos, la emisión de ceniza ha sido continua en dirección al noroccidente. Entre las 05:00 y las 08:30 de ayer hubo cinco explosiones grandes como cañonazos”.

Por este motivo, descendió ceniza sobre las poblaciones Pillate y Pondoa. El experto alertó que de continuar las precipitaciones y al aumentar su fuerza, estas podrían movilizar el material volcánico que está acumulado en las zonas altas del coloso. De ser así, podrían ocurrir deslaves de proporciones (lahares). Frente a esta posibilidad, el ingreso a la vía Baños-Los Pájaros-Penipe permanece con control policial. Los uniformados alertan a quienes ingresan acerca de los riesgos que corren en esa vía, la cual está interrumpida por quebradas.

La alternativa es la ruta Cahuají-Pillate-Cotaló, de más de 26 kilómetros, que fue inaugurada en junio de 2015 por el presidente de la República, Rafael Correa. Su costo fue de $ 48 millones y reemplaza a la  Baños-Penipe.

Ceniza en Chimborazo

En el fin de semana, los habitantes de Riobamba soportaron en el día la  caída constante de ceniza del Tungurahua. En la noche, en cambio, los aguaceros causaron estragos en algunos sectores.

La mañana del domingo, los riobambeños se levantaron en medio del polvo volcánico que cubrió los vehículos, los patios, las veredas y calles. Algunos madrugaron para poder retirar ese material. “El viento no está a nuestro favor, ya van algunos días que la ceniza cae en la ciudad. Los carros están llenos de polvo y por más que se lava este material se desprende de los techos”, señaló Walter Pomboza, habitante del barrio La Georgina.

Según registros del Municipio local, tres volquetas fueron utilizadas para retirar la ceniza de los distintos sectores de la ciudad. Las primeras recomendaciones se socializaron con la comunidad para que eviten limpiar con agua potable por cuanto tapa las alcantarillas.

En tanto, los funcionarios de  la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) entregaron 14.000 mascarillas en los cantones Penipe y Guano. Esta acción se cumplió en los sitios afectados por este fenómeno. En esos lugares 3.000 familias recibieron kits de seguridad.

Se levanta información

Sobre la afectación de la ceniza en cultivos y animales, funcionarios del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) empezaron a levantar información en las parroquias de los cantones de Tungurahua y Chimborazo. Se toman en cuenta los daños en cultivos y animales.

Desde ya se entregaron 115 fundas de ensilaje (conservación de forraje) y 50 canecas de melaza (sustancia de caña) en la parroquia Cotaló (Penipe). El ensilaje se elabora en el cantón Píllaro con técnicos del Magap. (I)  

DATOS

El Instituto Geofísico reportó que entre la madrugada y amanecer del lunes, el Tungurahua tuvo varias explosiones que produjeron sonidos como “cañonazos”.

Uno de ellos registrado a las 05:35, cuando también hubo incandescencias que bajaron por el flanco noroccidental de 1.500 a 2.000 metros bajo el nivel del cráter, que provocó se remecieran ventanales y el suelo.

En la mañana, según el organismo, se produjo una emisión con carga moderada de ceniza, que tuvo como dirección el noroccidente, a unos 800 metros sobre el nivel de la cumbre.

El Reventador, ubicado entre las provincias de Napo y Sucumbíos, presentó incandescencia en el cráter acompañada de explosiones, caracterizadas principalmente por descenso de bloques en el flanco oriental y suroriental.

En horas de la mañana de ayer, mediante cámaras, se observó una emisión con carga moderada de ceniza, con dirección al noroccidente, a unos 800 metros sobre el nivel del cráter.

Respecto al Cotopaxi no se reporta una variación en la actividad interna. Por ahora es moderada. Si se diera una erupción similar a la de 1877, tendría un impacto de escala nacional.

Un fenómeno de esa naturaleza afectaría a cerca de una decena de comunidades y las principales redes de electricidad, telecomunicación, viales y agua potable. (I)

Esta imagen fue captada en Patate en momentos que se despejó el volcán.
Foto: Roberto Chávez/El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado