Veinte casas están a punto de caer en la comunidad El Tope

19 de abril de 2013 - 00:00

Cien personas están a punto de perder sus viviendas (20 en total) en el sector El Tope (vía Monjas-Pasagua), parroquia Julio Moreno del cantón Guaranda. Las casas muestran fisuras, algunas de las cuales se convierten en auténticas grietas en pisos, paredes y techos de cemento.

Los problemas se deben a que las casas fueron construidas en una ladera, la que a su vez se encuentra asentada sobre una falla geológica. A fines de 2012 se detectaron los primeros asentamientos en el sector, pero solo fue hasta hace unas dos semanas que se dio la primera alerta por parte de los moradores, quienes pidieron a las autoridades del cantón  que realizaran una inspección en el lugar.

Hernán Bermeo, uno de los habitantes, envió un oficio a nombre de la comunidad la SNGR en Bolívar, informando sobre la situación. “De pronto, nos dimos cuenta de que muchas de nuestras casas tenían rajaduras en las paredes, nos preocupamos y enviamos el oficio para que las autoridades realicen la inspección”, contó el Presidente de la comunidad El Tope. “El invierno no ha sido tan fuerte gracias a Dios, por eso todavía no hemos perdido nuestras casas”, manifestó por su parte, Laura Chela, otra de las habitantes de la zona.

19-04-13-regcentro-casa-cuarteadaLa Secretaría realizó la inspección el 17 de abril pasado y durante el procedimiento, los técnicos de la  SNGR constataron los hechos y recomendaron la reubicación de los pobladores lo más pronto posible, por el riesgo que corren en la actualidad.

Los moradores esperan que el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi)  y el Cabildo de Guaranda actúen lo antes posible eligiendo un espacio donde reasentarlos y edificando sus nuevas viviendas. De su parte, las instituciones aguardan que los afectados presenten los  documentos requeridos (copias de escrituras y copias de cédulas).

Y hasta tanto, el Cabildo guarandeño busca un terreno con capacidad para acoger a las 20 viviendas. “Una vez que el gobierno local ubique el terreno deberá entregar las escrituras a nombre del Miduvi, para luego realizar una verificación y proceder a la construcción de una pequeña ciudadela rural”, explicó Augusto Silva, Director del Ministerio en Bolívar. La ciudadela contará con alcantarillado o pozos sépticos, agua potable, sistemas de conexión eléctrica e incluso canchas de uso múltiple.

La Unidad de Reasentamientos Emergentes (URE) del Miduvi ofrece bonos de 6 mil dólares  en los casos de pérdida de viviendas. En situaciones como la de El Tope, en que hay varias casas afectadas, el bono se incrementa a 9.200 dólares; la ayuda incluye la entrega de recursos para dotar de todos los servicios a la ciudadela.

El Tope no es la primera zona  de la provincia Bolívar donde se presenta este tipo de problemas. Los agrietamientos se recrudecieron desde el fuerte invierno  ocurrido en  2008. “En febrero de 2011, en el en el sector de Tambán del cantón Chimbo, hubo un deslizamiento de tierra por lo que fue necesario reubicar 30 viviendas; de igual manera, se han reubicado a decenas de personas en los cantones San Miguel, Chillanes y en la parroquia Facundo Vela. En esos casos, las personas ya están viviendo en sus nuevas casas”, indicó Silva.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP