Una decena de sacos llenos de musgo es decomisada

20 de diciembre de 2013 00:00

La campaña ‘Eco Navidad’ del Ministerio del Ambiente continúa realizándose en diversos mercados, carreteras, almacenes y plazas de la Sierra centro.

La acción estatal promueve el uso de materiales reusables y alternativos, para la elaboración de los pesebres que son una tradición familiar durante estas festividades.

Ayer, miembros de la Unidad de Policía Medio Ambiental (UPMA), en coordinación con personal del Parque Nacional Sangay, realizaron por segunda vez, en lo que va de este mes, operativos de control con el fin de retirar musgo natural de los mercados riobambeños.

En esta ocasión se logró el decomiso de 4 saquillos. Esta labor se cumplió en los mercados de la Merced y San Alfonso, ubicados en el centro de la ciudad.

Los sacos, que parecían contener basura, estaban arrumados en una esquina.

Al realizar la requisa, la Policía Ambiental observó las bolsas y sospechó de ellas. Al abrirlas se comprobó que contenían musgo extraído de los páramos cercanos.

Según el artículo 68 de la Legislación Ambiental, “está prohibida la comercialización o destrucción de bosques de mangle o vida silvestre” ya que esto altera el ecosistema y daña el entorno natural”.

Hasta ayer, en los operativos que ha efectuado esta institución se consiguió retirar del mercado 10 costales de musgo que estaban listos para ser empacados y comercializados. A pesar de la multa que va de 1 a 10 salarios mínimos vitales, las personas continúan comercializando este arbusto.

La mayoría de expendedores lo oferta de manera camuflada. Es decir, colocan el musgo debajo de otros productos y actúan solo bajo pedido expreso del interesado.

Por ahora, no hay sancionados, pues en el momento que la Policía interviene, los mercaderes se dan modos para arrojar el material en la basura y de ese modo burlan el control.

Te recomendamos

Las más leídas