En el auditorio del Consejo Nacional Electoral

Los representantes de juntas parroquiales acuden a curso

- 01 de agosto de 2014 - 00:00
Las nuevas autoridades deben cumplir con un programa de fortalecimiento institucional dentro del Plan del Buen Vivir que está en marcha. Foto: Elizabeth Maggi/ para El Telégrafo

En el auditorio del Consejo Nacional Electoral

Para que las autoridades elegidas ejecuten procesos económicos, políticos y sociales beneficiosos, el Consejo Nacional de Competencias organizó el Taller de Gobernanza, para los Gobiernos Autónomos Descentralizados de Chimborazo.

En el auditorio del Consejo Nacional Electoral (CNE), ubicado en las calles Orozco y Cristóbal Colón, los presidentes de las 45 juntas parroquiales fueron capacitados para fortalecer sus habilidades.

El curso se dividió en 2 componentes: el primero fue para debatir las formas de producción del espacio de dimensión regional y los conflictos que surgen al respecto y el segundo fue dirigido a la diversidad de herramientas normativas y técnicas dispuestas para la planificación territorial en el Ecuador.

Dentro de las metas del Plan Nacional del Buen Vivir está que al menos el 50% de los Gobiernos Autónomos Descentralizados cumpla con un programa de fortalecimiento institucional. En este taller, se abarcaron 10 temas entre los cuales se resaltó la importancia de que las autoridades se ‘ciudadanicen’. Es decir que las decisiones que tomen durante su período de mandato sean para beneficio de las comunidades, el estudio de los territorios y las bondades que tienen cada uno para su desarrollo económico.

Mariana Sigüenza, directora provincial del CNE, mencionó que uno de los componentes de la democracia es que la ciudadanía pueda expresar sus opiniones y que las autoridades las tomen en cuenta. “El taller pretende el acercamiento de las poblaciones con sus gobernantes, que exista una planificación territorial y que se intercambien buenas experiencias entre los Gobiernos para mejorar en todos los aspectos posibles”, dijo.

Otro de los puntos  fue la actualización de los Planes de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT), los cuales son una guía para que las juntas parroquiales sepan las condiciones en las que se encuentran los territorios, conozcan sus fortalezas y debilidades.

Para esto, un equipo técnico del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare) recorre las 45 juntas en Chimborazo para dar a conocer las nuevas herramientas.

Marco Álvarez, técnico de Ordenamiento Territorial del Conagopare, dijo que es indispensable que las autoridades cuenten con esta norma actualizada hasta 2015. “En el PDOT se conocen proyectos y formas de progreso para cada territorio por eso es necesario que las autoridades se actualicen”, dijo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP