Carros y motos pagarán impuesto de vías rurales

09 de abril de 2013 - 00:00

El gobierno provincial de Cotopaxi aprobó el jueves 4 de abril de manera definitiva, el cobro de una contribución económica anual a los dueños de carros y motocicletas matriculados en la provincia.

Ese dinero servirá para el mantenimiento de las vías rurales, intercantonales, interparroquiales e intercomunitarias.

Los vehículos motorizados de cero a tres toneladas deberán pagar anualmente el 4% del salario básico unificado del trabajador ecuatoriano, que para 2013 está fijado en 318 dólares.

Es decir, 12,60 dólares. En este grupo entrarían también las motocicletas. En tanto, los vehículos de más de tres toneladas deberán pagar anualmente el 5% del salario básico, es decir 15,90 dólares.

El pago se realizará junto con el rubro de la matrícula del vehículo en los bancos  autorizados para la recaudación. Caso contrario, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) no podrá expedir la especie de la autorización para circular.

Para el efecto, el Servicio de Rentas Internas (SRI) y la ANT deberán entregar al Consejo Provincial, durante los primeros días de cada año, la base de datos de los vehículos motorizados registrados en la provincia. En esa información deberán constar los nombres y apellidos del propietario, el número de cédula del mismo, número de placa del vehículo y avaluó de este.

La Prefecta Blanca Guamangate explicó que los dueños de los vehículos matriculados durante los tres primeros meses del 2013, no pagarán el  tributo sino desde el 2014; pero sí tendrán que hacerlo quienes matriculen durante el resto del año.

En la ordenanza consta que el dinero de la contribución especial de mejoras generales será destinado al mantenimiento correctivo y preventivo de las vías rurales, y que su creación se basa en los artículos 181 y 184 del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomías y Descentralización (Cootad), que facultan a los gobiernos provinciales y municipales a crear tributos que permitan financiar obras de infraestructura en sus respectivas jurisdicciones.

La propuesta fue presentada por la Prefecta y debatida en primera instancia el año anterior. Incluso, en otra sesión, se intentó aprobarla en segundo y definitivo debate, pero hubo oposición de algunos consejeros provinciales, entre ellos el alcalde de Latacunga, Rodrigo Espín, y algunos representantes de las juntas parroquiales. Sin embargo, el pasado jueves el único que votó en contra fue el de la autoridad principal de la capital cotopaxense.

La Comisión de Legislación, presidida por el Alcalde de La Maná, Nelson Villarreal, argumentó que el proyecto de ordenanza presentado por la autoridad provincial se enmarcaba en la legalidad y que, además, es un requisito que obliga el Banco del Estado (BEDE), a las municipalidades y gobierno provinciales a prestar más dinero para las obras que se requieran.

“Caso contrario sucedería como en La Maná, que por intereses politiqueros no se permitió en un inicio el incremento de recaudación de la tasa por mejoras de obras, y por tanto el BEDE nos retuvo más de dos millones de dólares para obras”, afirmó.

Por su parte, Espín dijo que no se puede engañar a la población diciendo que la contribución es para mejoras, pues en el caso de las vías rurales de Latacunga, la Prefectura no habría tapado ni un solo bache y el Municipio habría tenido que asumir estos costos, pese a ser una competencia del gobierno de la provincia. Un grupo de transportistas aplaudió la intervención del Alcalde de Latacunga y luego abandonó la sala de reuniones.

Según datos de la Dirección Provincial de la ANT, al final del año 2012 se registraron 50.800 vehículos matriculados en Cotopaxi. Si todos esos vehículos tuvieran una capacidad menor a tres toneladas, se recaudaría por lo menos 640.080 dólares en el 2013.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP