Los alumnos del club de periodismo del colegio Atenas colaboran en la investigación de importantes datos para este reportaje

Al menos 20 mil niños recibirán educación vial en Ambato antes de finalizar 2015

- 08 de noviembre de 2015 - 00:00
Un grupo de agentes civiles de movilidad son los protagonistas de obras de teatro, mimo, bailes y otras estrategias lúdicas, con las que la DTTM imparte educación vial en planteles de la capital tungurahuense. Roberto Chávez / El Telégrafo

Los alumnos del club de periodismo del colegio Atenas colaboran en la investigación de importantes datos para este reportaje

El Municipio de Ambato, a través de la Dirección de Tránsito, Transporte y Movilidad (DTTM), impulsa uno de los programas educativos más interesantes, productivos y aplaudidos de los últimos años.

Se trata del ‘Proyecto Lúdico de Educación en Seguridad Vial’, con el cual el Cabildo prevé capacitar a 20 mil estudiantes de diferentes instituciones educativas, sobre el respeto a la vida, orden vial y observación de las leyes de tránsito.

El lanzamiento oficial del programa lo hizo el alcalde Luis Amoroso el viernes pasado en la explanada del Municipio Sur. Allí, cientos de padres de familia, docentes y niños lo acompañaron y se mostraron en favor de la iniciativa.

El burgomaestre, además de destacar la importancia de este programa, dio a conocer interesantes estadísticas sobre niveles de accidentabilidad en el país.

“Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), Ecuador es el cuarto país con más incidencia de accidentes de tránsito a nivel mundial. Por tal motivo, es fundamental que impartamos y difundamos cultura vial a nuestros niños, adolescentes y jóvenes, y así contar con una población que respete la vida y procure el orden en las vías”.

El proyecto se realiza en el marco del Plan de Movilidad de Ambato, el cual estipula impartir educación vial a estudiantes de primaria y primeros años de secundaria, utilizando métodos lúdicos que hagan el proceso de aprendizaje fácil de asimilar y divertido.

Apoyo de padres y maestros

El Alcalde de la ciudad agradeció a los padres, maestros y autoridades de instituciones educativas, por promover el interés por el tema, desde los hogares y aulas.

“Los padres son los encargados de incentivar a los menores a respetar la Ley de Tránsito en el hogar y los profesores en las aulas. Esto facilitará el trabajo de la DTTM al impartir educación vial”, agregó Amoroso.

Por su parte Eduard Gaibor, director de esta dependencia, explicó que el proyecto incluye visitas a los planteles.

“Los personajes jocosos Guaytambito, Morita, Alfa, Súper Semáforo y Turbo, que enseñan cultura vial, acudirán a diferentes colegios de la urbe para impartir de forma llamativa y alegre la Ley de Tránsito, el respeto al semáforo y paso peatonal; enseñar a prestar atención al caminar en la calle, a no descender a la calzada y solidaridad con personas de grupos prioritarios como ancianos, personas con deficiencia auditiva, intelectual, visual y corporal, entre otras”, expresó Gaibor.

Además señaló que el ‘Proyecto Lúdico de Educación Vial’ también contempla la realización de ferias especiales para que los chicos aprendan estas lecciones, a la vez que se diviertan.

Estrategias lúdicas

Para ello, la DTTM también cuenta con un teatrín y mimos, estrategias educativas desarrolladas por agentes civiles de tránsito que buscan llegar a la conciencia de los chicos con mensajes de respeto.

Diana Solano, maestra ambateña, destacó la importancia de iniciativas como esta para evitar incidentes en las vías.

“Los niños encabezan la lista de víctimas de atropellamientos. Por tal razón se enfatiza en la atención que se debe poner al cambio de luz en los semáforos; caminar solo por las aceras y al cruzar la calle usar los pasos peatonales”.

Sebastián Vasco, psicólogo de un plantel educativo de Ambato, recalcó lo fundamental que resulta la instrucción temprana.

“En países de Europa los niños reciben educación vial como materia obligatoria. Con ello se consigue que el joven que ahora es peatón mañana sea un conductor responsable y respetuoso de la Ley de Tránsito y la vida, por sobre todo, pues la mejor edad para dictar este tipo de asignaturas es entre los 3 y 17 años”, manifestó Vasco.

Los padres de familia también agradecen este proyecto y aplauden los demás esfuerzos de la municipalidad al implementar cada año planes enfocados en prevenir accidentes de tránsito.

“La prevención es el mejor esfuerzo para reducir los atropellamientos, colisiones vehiculares, volcamientos y otros incidentes en las carreteras. Esto se complementa con el excelente sistema de semaforización que la ciudad tiene, además de los más de 200 agentes civiles de movilidad y fotorradares instalados en los puntos más peligrosos de la urbe”, manifestó José Miguel Villalba, presidente del Comité de Padres de Familia de la escuela Francisco Bastidas.

Esta unidad, ubicada al norte de la capital tungurahuense, al igual que otras de este sector serán beneficiadas con este programa.

Estadísticas

Según datos de la Dirección de Tránsito Municipal, el año anterior se capacitó a cerca de 8.600 personas en educación vial y seguridad.

“Hemos logrado reducir hasta 70% de los accidentes de tránsito, de enero a octubre. En 2015 han fallecido 2 personas por exceso de velocidad; nuestra meta es reducir esta cifra a cero en el próximo año”, manifestó Eduard Gaibor.

La DTTM ya registra solicitudes de planteles educativos que desean tener la inducción vial. Esta unidad informó que el año pasado, además de estudiantes de diferentes planteles educativos, se capacitó en educación vial a funcionarios de entidades públicas y privadas.

Una de las enseñanzas que los mimos, personajes jocosos y teatreros, imparten a los niños es respetar, además del semáforo, a los ciclistas, motoristas, peatones y pasajeros de transporte público, pues ellos son parte activa del sistema de movilidad urbano.

El proyecto se fortalece con señalización que existe en las calles; los semáforos peatonales, que están instalados en la ciudad y cuentan con mecanismos de alerta para personas con deficiencia auditiva; y la labor oportuna de los 216 agentes de movilidad de la ciudad (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP