La incidencia de muertes de este tipo es baja en el país, contrario a lo que ocurre en el continente

Un futbolista sobrevive a un rayo y sale del estadio por su propio pie

La incidencia de muertes de este tipo es baja en el país, contrario a lo que ocurre en el continente
04 de noviembre de 2014 00:00

Un partido de fútbol de un torneo local se disputaba el sábado anterior en el Estadio Municipal de Píntag (al suroriente de Quito). Aproximadamente a las 15:30, el árbitro dictaminó el cobro de un tiro libre y los jugadores se regaron sobre una de las áreas.

Para entonces comenzaban a caer unas gotas de lluvia. De repente, un rayo cayó sobre la cancha y alcanzó a 3 de los deportistas. Dos de ellos resultaron heridos, mientras que el tercero, Álex Jefferson U. Ch., falleció instantáneamente.

El portero Luis Cuichán, fue testigo del incidente. El hombre relató que los demás futbolistas tardaron en darse cuenta de lo que había sucedido.

Añadió que más bien fueron los espectadores del encuentro quienes ingresaron a la cancha para atender a los jugadores caídos, cuyas edades oscilaban entre 23 y 41 años.

Desde lejos —contó Cuichán — y a través de la fuerte lluvia que caía en ese momento, no podía verse mucho. Incluso algunos espectadores pensaron que no había ocurrido gran cosa hasta que el padre del fallecido salió de la cancha con visibles muestras de pesar.

El hombre dijo, sin embargo, que desde su posición le pareció que de los pies del fallecido salía fuego tras recibir la descarga eléctrica.

Para entonces, ya caía una fuerte lluvia sobre la parroquia rural del Distrito Metropolitano de Quito.

El ECU911 registró la llamada de auxilio a las 15:48. Según el testigo, las 2 ambulancias llegaron alrededor de las 18:00 para llevarse al herido que presentaba quemaduras de tercer grado. El otro se recuperó de manera rápida y salió por su propio pie del estadio.

Personal de la Cruz Roja dio a conocer que llevó al primero al Hospital Básico de Sangolquí, pero en dicha casa de salud negaron el ingreso. Hasta ayer solamente se conocía que la persona afectada se encontraba en un hospital del cantón Rumiñahui.

Mientras las autoridades de salud buscaban el domingo al otro herido para asegurarse de que no presentara daños.

El cuerpo del fallecido fue retirado del estadio Rumiñahui por el Servicio Médico Legal alrededor de las 19:00 del sábado para someterlo a los peritajes respectivos.

Poco después de la medianoche, los restos fueron entregados a la familia que lo veló en el barrio La Tola de esta parroquia rural quiteña.

En Ecuador, la caída de rayos no se encuentra entre una de las causas de muerte más comunes, a diferencia de otros países, como Estados Unidos, donde la cifra alcanza  los 700 fallecidos por año.

No obstante, la incidencia de decesos a causa de rayos en Latinoamérica es 17 veces mayor que en Europa y el país norteamericano, según un estudio recientemente realizado por el Grupo de Electricidad Atmosférica, organismo ligado al Ministerio de Ciencia y Tecnología de Brasil.

En esa nación se registran las mayores cifras de defunción por esta causa en el continente junto a Cuba y Panamá.

Mientras que en nuestro país se registra una incidencia de 0,3 muertes por impactos de rayos por cada millón de habitantes y la sobrevivencia depende de las condiciones específicas de cada caso, tales como el ambiente y la resistencia del cuerpo de la persona.

Una gran cantidad de tormentas eléctricas se han producido en Quito desde el inicio del invierno. Foto: Archivo / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado