Los utensilios deben estar totalmente limpios

Tatuarse es una experiencia que requiere responsabilidad

23 de julio de 2016 00:00

Desde la antigüedad, culturas aborígenes han modificado su apariencia mediante el uso de imágenes sobre su piel. A estas expresiones se las considera como las primeras formas de tatuaje.

La evidencia más antigua de tatuajes en momias se encontró en una perteneciente a la Cultura Chinchorro (7020 y el 1500 a. C.) en la costa de Perú. En esta se conservan tatuajes datados del año 2000 a. C. (antes de Cristo).

Este tatuaje consiste en un bigote delgado sobre el labio superior de un hombre adulto.

En la actualidad es una modificación permanente del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se ejecuta con agujas u otros utensilios que inyectan tinta bajo la epidermis.

Al momento de realizarse un tatuaje, es necesario tomar algunas precauciones como que quien va a realizar el trabajo tenga experiencia o que las herramientas que se utilicen cumplan con las normas sanitarias para evitar el contagio de enfermedades.

Además, se debe pensar que un tatuaje es una experiencia permanente, por lo que se debe estar seguro a la hora de hacerlo. (I)

Las más leídas