Seis ciclistas atropellados durante la última semana

12 de abril de 2012 00:00

Era sábado y se preparaba para su último entrenamiento. Viajaría a los Estados Unidos para participar en la competencia Ironman en representación del Ecuador. Muy temprano Francisco Carpio, de 35 años, partió en  su  bicicleta desde Sangolquí con rumbo a Riobamba, pero cuando ascendía por la vía a Latacunga, un bus de la cooperativa El Dorado invadió el carril de seguridad para ingresar a una de las comunidades y lo arrolló. Cuando  abrió sus ojos estaba debajo del pesado vehículo y su pie derecho atrapado en una de las llantas. El chofer huyó y un morador del sector movió el bus para rescatar a Francisco.

Después de una reconstrucción de los músculos gemelos de su pierna derecha y una sutura de treinta centímetros, que revela la magnitud de la cirugía, el ciclista agradece a Dios por brindarle la oportunidad de vivir. Su afición por el deporte busca incentivar a los jóvenes y evitar que caigan en vicios como las drogas y el alcohol. 

En la última  semana seis ciclistas fueron arrollados y hoy se recuperan de sus lesiones. Francisco pide a las autoridades iniciar una campaña que concientice a los peatones y choferes sobre el respeto a los ciclistas y que, cuando se produzca un accidente como le ocurrió a él, el conductor socorra a la víctima y no la abandone.

Daniel Espinoza, de 33 años, es otra víctima de un conductor irresponsable. El viernes pasado otro ciclista lo encontró inconsciente sobre la calzada de la vía a Tababela. Su bicicleta estaba  completamente destruida y habían transcurrido más de 30 minutos desde que un automóvil lo arrolló hasta que fue trasladado al Hospital de los Valles.

Aunque llevaba casco, el impacto fue tan fuerte que su cabeza quedó seriamente lastimada y los médicos tuvieron que abrir su cráneo para drenar y evitar la presión en el cerebro, contó  un familiar.

12-4-12-quito-ciclistasLa condición de Daniel es estable. Cuatro días después del accidente abrió los ojos, pero  aún no puede hablar y los médicos todavía  desconocen las secuelas que dejará el incidente.

Pablo Vallejo tuvo más suerte. Hace una semana, alrededor de las 05:30, circulaba en su bicicleta por la avenida Los Shyris (frente al parque La Carolina), en el carril derecho, y cuando finalizaba su entrenamiento decidió tomar más velocidad, pero un bus lo rebasó bruscamente y se detuvo para tomar pasajeros. Pablo no alcazó a frenar y chocó contra el vehículo. Otros deportistas lo ayudaron a incorporarse y el chofer huyó. Ahora se recupera de los moretones.  

En todos los casos, los implementos de seguridad les salvaron la vida. Tras la dura experiencia, los deportistas señalan que no se deben escatimar recursos en la compra de cascos y demás insumos de protección. 

Se estima que en Quito existen aproximadamente 5.000 ciclistas. Solo la  semana pasada se registraron seis accidentes, de los cuales tres son de gravedad. Ellos apelan a la sensibilidad de los conductores y exigen respetar el carril exclusivo para su circulación. Y a pesar de estos relatos, la Policía Nacional no lleva un registro sobre los   accidentes de tránsito que involucran a ciclistas.

Alicia Casas, vocera de Ciclópolis, explica que los ciclistas corren muchos riesgos en la vías  y que es necesario crear una cultura de respeto a los deportistas. En los alrededores del parque La Carolina entrenan desde las 04:00 hasta las 05:30, cuando no hay mayor circulación vehicular.

Según Martín Sáenz, ciclista urbano, se ha pedido a las autoridades del Municipio que restrinjan el tránsito vehicular en  un carril durante esas horas, para garantizar la seguridad de quienes practican este deporte y evitar nuevos   accidentes, pero no han tenido respuesta.

Los ciclistas piden también a los peatones que respeten las vías y que consideren que una bicicleta no puede frenar de forma inmediata, porque también podría ocasionar un accidente.  

Además, Sáenz iniciará una campaña entre los ciclistas para que lleven una pulsera con sus datos personales, el tipo de sangre, alergias y número telefónico, para identificarlos en caso de accidente y evitar que “queden botados en las vías y sin saber ni cómo se llaman”, dijo. La campaña será interna y la iniciará tras volver de su competencia en los próximos días.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado