El jueves concluyó el período preventivo de vigilancia de los niveles de aceleración

45 agentes controlarán el exceso de velocidad en 3 turnos diarios

El jueves concluyó el período preventivo de vigilancia de los niveles de aceleración
28 de junio de 2014 00:00

A las 06:00 de ayer cerca del redondel del Ciclista, ubicado en la intersección de las avenidas Simón Bolívar y De los Granados, arrancaron los operativos de control del exceso de velocidad.

En la primera hora, 23 conductores fueron sancionados por la autoridad por no respetar los límites de aceleración establecidos en la Ley de Tránsito: 50 kilómetros por hora (km/h) en las vías interurbanas y 90 km/h en las perimetrales como la propia Simón Bolívar, Mariscal Sucre, general Rumiñahui, Interoceánica y Ruta Viva.

Según la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), los controles se efectuarán principalmente en estas rutas porque se ha detectado que en ellas se registra el mayor número de este tipo de violaciones y percances.

La Simón Bolívar, por ejemplo, es considerada la vía más peligrosa del Distrito porque a diario ocurre en promedio un accidente allí.

Aunque el secretario metropolitano de Seguridad y Gobernabilidad, Juan Zapata, dijo durante el anuncio del reinicio de la vigilancia, que se darían a conocer los sitios para colocar los 4 fotorradares, ayer estos no fueron especificados.

Se conoció que la Unidad de Operaciones de la AMT será la encargada de determinar los sitios en los que al siguiente día se efectuarán los controles. La misma fuente añadió que se incluirán las calles y avenidas ubicadas en el hipercentro capitalino, porque se habría detectado que en estas también se infringen con frecuencia las normas.

Darío Tapia, supervisor de la AMT, dijo que los uniformados montarán vigilancia los 7 días de la semana. Para ello, se han establecido 3 turnos diarios en los que participarán 15 agentes en cada uno, es decir 45 en total.

Julio Puga, funcionario del organismo edilicio, aseguró que durante las noches se realizarán operativos especiales, aunque no quiso adelantar detalles al respecto.

Quienes fueron sorprendidos durante la mañana de ayer corriendo en las vías quiteñas expresaron diversos argumentos para justificar sus acciones.

Pablo Escobar Tapia, quien viajaba a 120 km/h a bordo de un Nissan Path Finder por la avenida Simón Bolívar, respondió a los agentes que lo detuvieron que imprimió velocidad debido a que se atrasaba para llegar a su trabajo.

Los uniformados lo amonestaron y le recomendaron que saliera más temprano.

En tanto que Susana Saavedra alegó que debía llevar a su hija a la escuela y que iban retrasadas. En ese caso, la aparente justificación tampoco evitó la sanción.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado