Quito repuso 1.600 hectáreas afectadas por incendios forestales

- 20 de julio de 2018 - 00:00
El fin de semana pasado un sector boscoso de la parroquia Nayón (nororiente de Quito) ardió aproximadamente 24 horas.
Foto: John Guevara / EL Telégrafo

La pérdida de los nutrientes del suelo, de su capacidad de retención de la humedad y aceleración de la erosión son algunos efectos que producen los incendios forestales.

Normalizar las zonas afectadas es un proceso de corto, mediano y largo plazo. Las dos primeras fases se relacionan con la recuperación de la cobertura vegetal.

En el caso de vegetación de Quito, se requieren de tres a cinco años, según la Secretaría Metropolitana del Ambiente. Mientras que la recuperación de las funciones ecológicas puede tomar décadas.

El Municipio capitalino anunció que entre 2015 y 2016 trabajó en la primera de las tareas en diversos puntos.

De acuerdo con la secretaría, en 1.600 hectáreas (ha) consumidas por el fuego fue repuesta la vegetación mediante la siembra de 196.000 especímenes de árboles.

Se utilizaron especies nativas, como alisos, pumamaquis, arrayanes, romerillos y cedros. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: