El nuevo centro de comercio empezó a contruirse en la administración de augusto barrera

Minoristas, preocupados por la seguridad de la Plaza La Michelena

- 18 de agosto de 2016 - 00:00
El sábado será la inauguración de la plaza Comercial La Michelena, en el sur de la ciudad.
Foto: Álvaro Pérez/El Telégrafo

El espacio, que será inaugurado el sábado, no cuenta con cerramiento. La Alcaldía de Quito construiría este elemento de seguridad el próximo año.

Los comerciantes informales que ocuparán los 172 puestos en la Plaza Comercial La Michelena, desde el sábado, se pronunciaron preocupados debido a que -a su juicio- el lugar no cuenta con una infraestructura de seguridad adecuada.

Dichos reparos en la plaza, que tiene una dimensión de 6.596 metros cuadrados, se concretan principalmente a que el predio no tiene cerramiento, lo que facilitaría, según algunos comerciantes, las actividades delictivas.

Francisco Tena, adjudicado con el local 61, dijo que las paredes y las puertas enrollables de los 172 locales (puestos de comida y comerciales) son fáciles de vulnerar. “Estoy preocupado porque podemos ser objeto de robos durante las noches”.

Ana Casagallo, otra de las beneficiadas, agregó que hacen el reparo debido a que la zona es peligrosa. Aunque nunca le han robado mientras trabajaba en La Michelena, aclaró que sí ha sido testigo de varios hurtos. “Una de las cosas por las que decidimos salir de aquí fue por la inseguridad. No queremos llegar a un sitio donde nos roben”.

Los comerciantes, que daban ayer los últimos toques a los locales de 9 metros cuadrados, dijeron no tener información precisa respecto a quién se hará responsable de la seguridad del predio.

No obstante, Tena reconoció que  la situación de los comerciantes mejorará ya que contarán con espacios adecuados para ofertar zapatos, comida, ropa y más.

En la última edición del periódico municipal El Quiteño, se hace referencia a que la Plaza La Michelena “es un lugar seguro tanto para los comerciantes como para los consumidores”.

La Agencia Distrital del Comercio señala en un comunicado que los vendedores asumirán los costos del mantenimiento de la plaza, tales como: seguridad, recolección de basura, limpieza del sitio, pago de agua y luz, entre otros.

En esa entidad también se aclaró que los 172 comerciantes están normados por la ordenanza 253, que establece que los vendedores que ocupen un espacio en una plaza, mercado (...) deberán pagar los servicios básicos, seguridad (...).

Asimismo, el Municipio dotará de seguridad privada durante los primeros 2 meses de ocupación del lugar. Posteriormente, los comerciantes se harán cargo de la vigilancia de la plaza.

Hugo Toaquiza, presidente de la Plaza Comercial, indicó que se mantienen reuniones periódicas con las autoridades para analizar el tema de la seguridad. No brindó detalles sobre las alternativas que se están barajando.

Susana Gallo, una de las dirigentes, afirmó que las autoridades de la Administración Zonal Eloy Alfaro “nos indicaron que dentro del Plan Operativo Anual (POA) del 2017 estará el presupuesto para construir el cerramiento de la plaza y la culminación de los trabajos en los parqueaderos.

Otro tema que ha generado molestias es la existencia de medidores compartidos. Al respecto, Gallo indicó que tras la inauguración, se solicitarán los medidores individuales, gasto que correrá por parte de los adjudicatarios de los locales.

El proceso permitirá la reubicación de los vendedores que han ocupado la av. Michelena por cerca de 3 décadas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: