Paseo del Chagra reafirma la identidad mestiza

- 22 de julio de 2017 - 15:01
Foto: Marco Salgado/ EL TELÉGRAFO

Más de 2.000 participantes se congregaron este año.

Por los 134 años de cantonización de Mejía (Pichincha) se realizó una nueva edición del tradicional Paseo Procesional del Chagra, en Machachi. Delegaciones de varias provincias del país -como Imbabura, Carchi, Cotopaxi o Riobamba- desfilaron este sábado desde el estadio El Chan y acabaron con una fiesta popular en la plaza de toros.

Los chagras -hombres del campo vestidos con ponchos listados de lana, zamarras, botas de cuero y sombreros- lideraban las comparsas junto con las chagras warmis, mujeres que lucían chales multicolores con bordados andinos, amplias faldas y sombreros de ala corta.

“Un chagra es el campesino, es el señor de las tierras. Es quien siembra los productos que nos sostienen y se levanta  a las 04:00 para ordeñar las vacas y recolectar las papas, las habas. Es nuestro símbolo de esfuerzo”, dice Andrés Armendáriz, perteneciente a la Asociación Cofradía del Chagra (Acocha), institución que junto con la alcaldía del cantón Mejía organiza cada año la procesión.

Una misa campal se desarrolló previo al inicio del desfile, copado por bandas de pueblo, huacos y caballos bailadores entrenados para esta festividad que, con los años, se ha ido mestizando más y reafirmando la identidad intercultural de Ecuador. La palabra chagra proviene de “chacra”, que significa un terreno de extensión limitada para el cultivo de los alimentos que mantienen a la población.

Ramiro Morales, presidente el anterior año de Acocha y actual autoridad del paseo que vigiló el orden del desfile, indicó que el próximo miércoles se reunirá la junta directiva de la asociación para evaluar el desfile del Chagra y los puntajes de los jurados, y así premiar a la mejor delegación. “El chagra es recio, serio”, añade Morales,  agricultor y ganadero, quien señaló que en esta ocasión hubo más de 2.000 participantes.

El turismo de esta fiesta activa económicamente a la población, caracterizada por la chacarería.

Puestos de tortillas, hornado, fritada, choclos con habas y queso coparon las calles de Machachi, un territorio devoto del santo Santiago.

La erupción del volcán Cotopaxi en 1877, las fiestas de Santiago Apóstol y la cantonización de Mejía inciden en el origen del Paseo del Chagra. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: