Decenas de colegios realizaron la ceremonia ayer

Los correcorre marcaron un día de graduaciones en Quito

- 28 de julio de 2016 - 00:00
Lanzamiento de birretes, la última barra en grupo y hasta selfies constituyeron el cierre de la ceremonia de graduación realizada ayer en el colegio Benalcázar.
Foto: Mario Egas/El Telégrafo

Retoques de última hora del maquillaje o del peinado; no importaba que se estuviera a bordo de un bus, un taxi o un vehículo particular. Ajuste de la corbata del uniforme que se utilizaría por última vez y la incómoda sensación de que los zapatos nuevos apretaban un poco.

Tráfico alrededor de algunos planteles y de ciertos teatros de la ciudad que se alquilan o se prestan para acoger eventos masivos. Escenas como esas fueron comunes ayer en Quito, en donde un buen número de colegios graduó a sus bachilleres.

Joseph Arcos, hasta ayer estudiante del colegio municipal Sebastián de Benalcázar, fue uno de los que se levantaron este miércoles con una sensación distinta.

Joseph no los considera nervios, pues él y sus compañeros de promoción habían ensayado la ceremonia durante los 3 días previos, así que sabían muy bien qué hacer. Tampoco preocupación por el futuro pues en la última edición de las pruebas ENES obtuvo el puntaje necesario para estudiar la carrera a la que aspira. Quiere obtener un título en Biotecnología en la Escuela Politécnica del Ejército (ESPE) y, posteriormente, cursar una especialización en el extranjero.

Joseph llegó por última vez como estudiante del Benalcázar acompañado de su madre. Ella es su pariente más cercano. Es hijo único y su padre vive hace más de una década en España.

El muchacho fue uno de los alrededor de 200 estudiantes que se graduaron este martes, en el coliseo Osvaldo Proaño Yépez, del plantel. Las gradas estuvieron repletas de orgullosos hermanos, tíos, abuelos y no pocos enamorados.

La cancha estuvo reservada para autoridades, estudiantes y padres de familia, uno de los cuales acompañaba al graduado para que recibiera su diploma.

Tras el canto del himno a Quito y la toma del juramento, los chicos hicieron la última barra en favor de su colegio, antes de romper filas en medio de un cinematográfico lanzamiento de birretes al aire. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP