Los trabajadores autónomos reclaman que mientras el Cabildo no cumple, ellos son acosados por los metropolitanos

Los comerciantes informales continúan a la espera de que la Alcaldía los regularice

- 23 de abril de 2016 - 00:00
Uno de los temas pendientes en materia de comercio es la reubicación de los vendedores de la av. Michelena.
Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

Grupos de vendedores aseguran que no reciben los permisos municipales a pesar de que fueron capacitados hace casi 2 años. Otros, en cambio, están a la espera de que el proceso se reinicie.

María Achig, quien vende cevichochos en la av. Mariscal Sucre desde hace más de 3 años, asegura que está a la espera de obtener su permiso municipal de venta desde el año pasado, cuando inició los trámites respectivos.

La comerciante aseguró que ya son más de 6 meses en los que acude periódicamente a la Administración Zonal Eugenio Espejo para averiguar la fecha de inicio de las nuevas capacitaciones.

La respuesta de los funcionarios del Cabildo ha sido, hasta ahora, que no se están realizando cursos.

María se queja de que, mientras tanto, debe estar alerta a las controles por parte de los policías metropolitanos, quienes le quitan su producto y la maltratan.

Achig denuncia que el proceder de los uniformados es similar al que se ve en un video subido a las redes sociales el 13 de abril, en el que policías del Municipio agreden a vendedores informales.

Las imágenes causaron indignación ciudadana, en tanto que el alcalde Mauricio Rodas anunció sanciones para los involucrados. “El proceso de regularización de comerciantes autónomos está suspendido”, indicó Víctor Sánchez, coordinador de la Federación de Comerciantes Minoristas de Pichincha (Fedecomip).

El directivo señala que, desde septiembre de 2015, más de 6 mil comerciantes esperan el reinicio de la regularización. “El año pasado, el Cabildo capacitó a mil vendedores; además, entregó 3 mil permisos a quienes iniciaron el proceso en 2014. Apenas se entregaron 500 permisos correspondientes a 2015. Existe una actitud mediocre por parte de la Agencia de Coordinación Distrital de Comercio (ACDC), puesto que no tienen ningún plan en torno al ordenamiento de los comerciantes en la ciudad”, reclamó Sánchez.

No obstante, hay quienes denuncian que la regularización no les ha beneficiado todavía, a pesar de haber asistido a los cursos.

Ese es el caso de Fabiola Chávez, quien se dedica a la venta de caramelos cerca del campus de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) en la Mariscal Sucre. Chávez dijo que ella y algunos de sus vecinos de profesión se capacitaron en octubre de 2014. Hasta la fecha, sin embargo, no han obtenido los permisos municipales.

Sánchez indicó que se preveía que el 30 de marzo pasado se entregaran 3.500 permisos, pero no se cumplió con el anuncio. A ello se añade, según el dirigente, que en 2016 debería capacitarse a unas 7 mil personas.

Ante la situación, la Fedecomip anuncia que se movilizarán en mayo para exigir al Alcalde los permisos de venta, la creación de un plan maestro para el sector, entre otros elementos.

Proyectos pendientes

La regularización de los comerciantes autónomos no es la única tarea pendiente de la Alcaldía en materia de venta en las calles.

Así, por ejemplo, todavía no se conoce cuándo serían reubicados los trabajadores autónomos que ocupan la av. Michelena (al sur) en el centro de comercio que se construye en las cercanías.

En la zona trabajan 3 asociaciones: Michelena, Mariscal y Aspecop, las que acogen a unos 230 comerciantes. Algunos de los vendedores aseguraron que funcionarios de la Administración Eloy Alfaro les dijeron que una fecha tentativa sería junio.

Voceros del Cabildo señalaron a EL TELÉGRAFO que la obra, cuya construcción empezó en 2013, concluiría en un par de meses más.

Entre 2014 y 2015, el centro de comercio permaneció abandonado. En marzo del año pasado, el exadministrador zonal Marco Vinueza indicó que la obra se encontraba detenida por razones legales, pues el Municipio adeudaba $ 2 millones al dueño del predio y que los planos no estaban legalizados.

Para entonces, el cronograma establecía, que la construcción se reanudaría en julio y concluiría en noviembre.

María Chuquimarca, quien trabaja en el sector desde hace 18 años, dijo que las autoridades municipales aún no les informan cómo se financiarán los locales ni definen la fecha de la reubicación.

Una duda que tiene Edison Tapia, otro de los comerciantes del sector, es la figura legal con la que recibirán los locales de venta. “Desconocemos si esos puestos serán de nuestra propiedad, si serán rentados. No sabemos cómo será el financiamiento. Todos esos detalles aún falta que sean explicados por parte del Municipio”, aseguró.

En el Plan Anual de Contrataciones (PAC) de 2016, la empresa de obras públicas del Cabildo previó la construcción del bulevar que reemplazará tanto a las ventas ambulantes de la Michelena como de la av. Jorge Garcés, en el Comité del Pueblo (al norte).

La reubicación de los comerciantes de este último punto ya se efectuó el año pasado.

El presupuesto para estas obras sería de $ 6 millones. Sin embargo, en el Plan Operativo Anual (POA) del Municipio, con base en el que se aprobó el presupuesto para 2016, ya no constan estas obras.

Según los comerciantes reubicados del Comité del Pueblo, en enero se preveía que la Municipalidad interviniera la calle, pero el anuncio no se concretó. De la misma manera, los moradores de la zona tampoco conocen sobre el proyecto. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: