En quito el castigo económico por incumplir el pico y placa se redujo en el 50%, pasando de $ 113 a $ 53

Infracciones casi duplicaron al bajar multas

- 01 de julio de 2015 - 00:00

En quito el castigo económico por incumplir el pico y placa se redujo en el 50%, pasando de $ 113 a $ 53

Datos de la Agencia Metropolitana de Tránsito indican que desde mayo de 2014 cuando el alcalde Mauricio Rodas disminuyó en el 50% las multas por Pico y Placa y mal estacionamiento, el número de infractores casi se duplicó.

Por ejemplo, en abril de 2014 se registraron 1.968 infractores del Pico y Placa (restricción a la circulación), mientras que en el mismo mes de este año la cifra llegó a 3.606 (ver gráfico).

Lo mismo ocurrió con las infracciones por mal estacionamiento. Entre enero y mayo de 2014 el Cabildo reportó 4.577 sancionados por esta causa, pero en el mismo período de 2015 la cifra alcanzó los 11.227 infractores. Es decir, a partir de la reducción de multas el número de sancionados creció alrededor de un 200%.

Si bien la reducción de las multas fue un ofrecimiento de campaña del alcalde Rodas, el experto en Planificación Urbana de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Ramiro Rojas, considera que la medida tuvo un corte populista y solo buscaba congraciarse con los votantes.  

Para el académico, la elevación de las multas dispuesta por la anterior administración municipal fue eficiente porque se acogía a una “política coercitiva o reglamentaria que generaba  una actitud de responsabilidad  ante el pago de la amonestación. El recorte realizado por la administración actual trajo como consecuencia la relajación del comportamiento de la gente y el poco interés por cumplir las normas”.

Rojas también mencionó que la reducción de las multas debía ser acompañada de talleres de educación vial: “Las multas son una lección, puesto que comprende una responsabilidad por parte de los conductores al no afectar el derecho de los demás”.

Actualmente las infracciones de tránsito en el Distrito Metropolitano son sancionadas con una multa de $ 17 a los vehículos mal estacionados y de $ 53,20 a quien infrinja el Pico y Placa. Mientras que la sanción pecuniaria para quienes se parquean por más de 2 horas y 10 minutos en la Zona Azul se redujo de $ 34 a $ 17 y el usuario tiene 30 días de plazo para pagar.

El concejal Eduardo del Pozo (CREO) comentó que el valor de la multa no es proporcional al número de infracciones, pues esta depende del control que se ejerza paraverificar que la ciudadanía cumpla o no la norma.

Señaló quepara mejorar el control del tránsito, este año se incrementó el número de  agentes metropolitanos  y se implementaron nuevos sistemas tecnológicos, como las fotomultas y los radares móviles.

Datos de la anterior administración municipal señalan que la recaudación por infracciones de tránsito representaba del 3% al 4% del presupuesto de movilidad.

Rubén Flores, exadministrador general del Municipio, comentó que las multastenían como objetivo restaurar la autoridad del Cabildo, como también educar a la gente. “Dentro de la estructura de los ingresos municipales las multas no eran un elemento fundamental de recaudación, estas debían garantizar el respeto a las normas de convivencia entre ciudadanos. Y si este año el número de infracciones aumentó seguramente el monto recaudado no representará más que el 5% o 6% de la estructura presupuestaria”, insistió.

En 2014, el Municipio capitalino recaudó por multas de Pico y Placa aproximadamente $ 3 millones y $ 520 mil  por mal uso de la Zona Azul.  

El taxista Pedro Yambay comentó que “aunque las multas tengan un valor de $ 1 o $ 1.000, si la gente no tiene conciencia sobre la vida de los demás, los accidentes y las infracciones continuarán”.  

En un sondeo de opinión realizado por EL TELÉGRAFO en el norte de la ciudad, 3 de cada 5 personas coincidieron en que la reducción de las multasmotivó a los conductores no respetar las normas, como estacionarse en lugares adecuados y circular en Pico y Placa. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: