No hay alerta de evacuación en Pomasqui por incendio en el Casitagua

15 de enero 16:40

El Municipio de Quito informó que hasta el momento no existe alerta de evacuación en Pomasqui ni en ninguna zona del noroeste de la ciudad debido a la emergencia suscitada por el incendio forestal en el cerro Casitagua

"La autoridades y los equipos técnicos, encabezados por Bomberos Quito, trabajan arduamente para mitigar, de la forma más rápida posible, el incendio que se produjo la mañana de ayer en el sector de Pomasqui", indica un comunicado. 

Con la participación de más de 200 efectivos del Cuerpo de Bomberos, Ejército, Secretaría del Ambiente, entre otros, se trata de controlar el incendio que arrasa la vegetación en el cerro. 

Las acciones para mitigar el siniestro se coordinan en el Puesto de Mando Unificado, ubicado en el Colegio Pomasqui. Hasta allí llegaron a primeras horas de este miércoles el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, la directora nacional de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda.

De acuerdo a los procedimientos que corresponden en casos como este, contingentes de bomberos cercanos a la ciudad de Quito, como de Latacunga e Ibarra, se encuentran activos para asistir en las tareas de sofocación en cualquier momento que se requiera.

Las actuales condiciones climáticas con altas temperaturas y cielos despejados -que han caracterizado el clima de Quito en estos últimos días- dificultan aún más la labor de los bomberos.

La tarde del martes, el Cuerpo de Bomberos indicó que el incendio se propagaba en un terreno agreste e irregular con inclinaciones de 50 y 70 grados. Ahora helicópteros del Cuerpo de Bomberos, Ejército y Policía Nacional, mediante el sistema Bambi Bucket, hacen descargas de agua en los focos activos.

No se registran heridos ni pérdidas humanas que lamentar, se presume que la fauna migró hacia la parte posterior del cerro, informó la Secretaría de Seguridad.

 El vicepresidente Sonnenholzner indicó que anoche el incendio escaló a un nivel preocupante. El temor principal es la gente que vive en el sector y la cercanía del siniestro al Oleoducto de Crudos Pesados (OCP). En ambos casos no hay se han reportado novedades, indicó.

No obstante, habitantes del barrio Santa Clara Alta están preocupados por el rápido avance de las llamas. Pero las autoridades solicitaron a la población que se mantengan informados por medios oficiales e insistieron en que se encuentran vigilando la situación. 

Más temprano, Sonnenholzner señaló que de lo que le han informado las autoridades del Cuerpo de Bomberos, el incendio fue  provocado. "Habría que ver la intencionalidad de aquello, todo el equipo de investigación está desplegándose en el sitio para investigar", apuntó. 

Alerta por contaminación

En tanto la Secretaría de Ambiente, a través de la Red Metropolitana de Monitoreo Atmosférico de Quito (REMMAQ), informó que producto del incendio "los niveles de material particulado PM10 se encuentran elevados".

"Las emisiones de compuestos orgánicos volátiles, sumadas a los altos niveles de radiación UV, podrían generar concentraciones de ozono troposférico (en superficie) en el ambiente, especialmente en los sectores de Carapungo, San Antonio de Pichincha y Pomasqui.

El ozono puede provocar tos, irritaciones en la faringe y ojos, además dificultades respiratorias como garganta seca, especialmente personas que padecen asma, rinitis y enfermedades crónica respiratorias.

Las autoridades recomiendan limitar los tiempos de exposición al aire libre y proteger las vías respiratorias, ojos y piel, especialmente de quienes se encuentran en las zonas de influencia. 

Normalidad en clases 

El Ministerio de Educación, a través de la Subsecretaría de Educación del Distrito Metropolitano de Quito, informó que las instituciones educativas ubicadas en el sector de Pomasqui desarrollan actividades escolares con normalidad. A excepción de la IE Pomasqui, donde se instaló el Puesto de Mando Unificado para la organización de la respuesta ante la emergencia.

La cartera de Estado recomienda a la comunidad educativa mantener la calma y tomar medidas de protección para ojos, nariz y piel, mediante el uso de mascarillas, así como la activación de protocolos de actuación necesarios en las instituciones educativas. (I)

Te recomendamos

Las más leídas