El costo del pasaje urbano en Quito sigue en análisis

- 25 de enero de 2020 - 00:00
El mayor reclamo de la ciudadanía tiene que ver con el servicio y la contaminación. La Alcaldía busca una transformación que beneficie al medio ambiente.
Archivo/ ET

El proyecto de ordenanza para la creación del Sistema Integrado de Transporte en la capital llegó a la Comisión de Movilidad a finales del 2019.

Cada miércoles, la Comisión de Movilidad del Municipio de Quito discute el proyecto de Ordenanza que determinará, entre otras cosas, la forma de calcular el costo del pasaje de transporte urbano.

Mónica Sandoval, concejala que pertenece a esta comisión, explicó que el tema a tratar abarca varias aristas. El sistema de recaudo, la tarifa, la integración del servicio, entre otros, son temas que deben tratarse a profundidad y para ello crearon mesas con temas específicos.

La mayoría de quienes participan de estas mesas coinciden en que: “el servicio es malo”. La concejala concuerda con aquello: “El servicio es malo. Y bajo esos parámetros arribar a una tarifa que solo intente -de alguna manera- compensar lo que en 16 años no se ha hecho, creo que no es pensar en los ciudadanos sino en la estabilidad de los prestadores de servicio de transporte público”.

Para Guillermo Abad, secretario de Movilidad y quien presentó el proyecto, incluir a todos los sectores en el diálogo es fundamental para conseguir una propuesta integral de movilidad.

Sin embargo, está claro en que, pese a que debe realizarse un trabajo a conciencia, este tiene como fecha límite la puesta en funcionamiento del Metro, que será la columna vertebral de la movilidad en la capital.

Abad asegura que la mayor parte del gremio de transportistas está de acuerdo con los cambios propuestos, mismos que incluyen la redistribución de frecuencias, el cumplimiento de 46 indicadores de calidad y la posibilidad de cambiar a transporte eléctrico no contaminante.

Ney Jiménez, gerente de la Cooperativa Águila Dorada y presidente del Consorcio Corredor Central Norte, explica que el gremio está de acuerdo con la necesidad de transformar la movilidad de la ciudad, sin embargo considera que la falta de cambios se debe al inclumplimiento por parte de las autoridades municipales que, asegura, lleva a incumplimientos de las operadoras.

Cuenta que están dispuestos a dar paso a los cambios pero teme que el análisis de la ordenanza se dilate demasiado y, frente a la llegada del Metro, no se aplique una solución integral y efectiva para el transporte urbano.  

Dulfary Villacrés, madre de familia que diariamente utiliza el transporte público, considera que no solo se trata de un buen servicio o atención, sino también de ofrecer un transporte integrado, por el cual la ciudadanía estaría dispuesta a pagar una tarifa justa. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: