Corpaire revisó en un solo día 3.520 autos, el promedio era 600

30 de diciembre de 2011 - 00:00

Sea por falta de dinero, de tiempo o por descuido, mucha gente ha dejado para el último la matriculación de su vehículo, por lo que a medida que finaliza el año, el número de usuarios crece en los seis centros de revisión instalados en Quito.

A diferencia del resto de ciudades, en la capital se incluye la revisión técnica que consiste en el chequeo del sistema mecatrónico y visual del auto, es decir, se verifica el  estado de los frenos, llantas, sistema eléctrico,  carrocería e identificación del auto. Se cumple estrictamente ante la empresa Corpaire.

Restan hoy y mañana para poder revisar y matricular los autos, de ahí que desde la madrugada se forman largas filas  en los centros de revisión. 

Carlos Pillajo, de 54 años, llegó a las seis de la mañana al Centro de revisión de San Isidro del Inca, donde se encontró con un buen número de autos  que también esperaban realizar el trámite.

Los centros están ubicados en  Guamaní, Guajaló, Los Chillos, Florida Alta, San Isidro y Carapungo; todos han duplicado esfuerzos.

El director técnico de la Corpaire, Bladimir Ibarra, explicó que     la medida está orientada a mejorar la calidad de aire y en particular la seguridad de los pasajeros que a diario utilizan el transporte público;  con ello se evitarán accidentes.

Enfatizó que este mes  todos los vehículos pagan una multa de 50 dólares, una vez que en noviembre se terminó el plazo, según el calendario de la Corpaire para que los autos que circulan en el Distrito cumplan con este requisito.

Aclaró que en los centros San Isidro y La Florida se revisa el 30% del patio, mientras que otros como Los Chillos no tienen mucha concurrencia.

Luis Cruz, funcionario de la Corpaire en San Isidro del Inca,  indicó que hasta la semana pasada se atendían entre 100 y 150 autos diarios. Mientras que en lo que va de está última semana se están atendiendo de 600 a 650 vehículos, es decir la demanda aumentó considerablemente, por ello se llegó a revisar 3.520 autos en un día, entre los seis centros.

Según cifras oficiales, hasta el 28 de diciembre se revisaron 375 mil vehículos de un total de 430 mil que comprende el parque automotor de la ciudad de Quito, es decir que este año tuvo un incremento del 10% en relación al año 2010,  explicó Ibarra.

En estos últimos días las largas filas son notorias y cada  50 carros representan una hora de espera para ser atendido.

En lo que va del 2011 fueron citados 35 mil propietarios de vehículos que no observaron la norma, mientras que 24 mil autos fueron retenidos por no cumplir con este requisito para circular.

Fernando Martínez, por ser de la tercera edad tuvo preferencia en el trámite, pero no fue exonerado de la multa que le correspondía porque su auto debió ser revisado en el mes de julio.

Este fue  el segundo año en el que se aplicó un cronograma para que los conductores asistan cada mes, según el último dígito de la placa. Eso ha permitido distribuir el flujo de usuarios que acuden a los centros de revisión.

La Corpaire atiende en horario ininterrumpido de 7:15 a 18:00 hasta hoy viernes y mañana atenderá de 8:00 a 12:00. Desde enero será indispensable portar el documento.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: