Eddy Sánchez y Sergio Garnica demandarán a 4 pelagatos por “calumnias”

Concejales niegan tener injerencia en el manejo de administraciones zonales

- 12 de enero de 2017 - 00:00
Karen Sánchez, concejal independiente.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Tras la publicación del blog 4 pelagatos sobre la vinculación de varios concejales -afines al alcalde Mauricio Rodas- a las administraciones zonales, los ediles capitalinos dijeron que su relación con estas dependencias municipales es laboral y como fiscalizadores.

En dicho portal se menciona, por ejemplo, que Mauro T. “negoció” dichas dependencias.

El documento añade que Eddy Sánchez controla la Administración Zonal Quitumbe, Los Chillos para Renata Moreno, La Delicia para Marco Ponce, Calderón para Sergio Garnica, Tumbaco para Pedro Freire, Eloy Alfaro para Mario Granda y Eugenio Espejo para Antonio Ricaurte, claro, antes de su salida del Concejo Metropolitano.

Karen Sánchez (foto), concejal independiente, pidió que se investigue el manejo y la situación de las administraciones zonales en la gestión de Mauricio Rodas. Asegura que Quitumbe, por ejemplo, es un “bastión del movimiento MASS del concejal Eddy Sánchez”.

La funcionaria presentó hace meses unos audios con los que pretendía demostrar la injerencia de Sánchez en dicha administración. Afirma que tras ello recibió amenazas e insultos.

En aquella época presentó una demanda en contra del mayor Fernando Armas, funcionario que laboraba en Quitumbe, el mismo, según ella, tiempo después pasó a ser asesor de Eddy Sánchez.

Al respecto, el edil del movimiento MASS, señala que en Quitumbe está la fuerza de su movimiento, pero con 200.000 personas. Pero eso, dice, no tiene nada que ver con el manejo de la administración zonal.

Añade que la única relación con la entidad es como fiscalizador. Él, así como el concejal Sergio Garnica anunciaron procesos al portal 4 pelagatos. “Vamos a llamarlos a confesión judicial para que demuestren sus afirmaciones”, dice Sánchez.

Gustavo Ramos, vicepresidente del barrio La Bretaña; Luis Jácome de Mullullacta; y Ana Lema, de Valle del Sur, indican a EL TELÉGRAFO que Sánchez sí tiene injerencia en dicha administración.

Afirman que para solicitar obras debían, en algunos casos, presentar firmas de apoyo para el movimiento MASS.

La concejal Renata Moreno, vinculada -según el blog- con la Administración Zonal Los Chillos, también se defendió de dicha publicación. Afirma que su relación con las administraciones, sobre todo las que tiene a su cargo, las parroquias rurales, es de índole laboral.

“Mi trabajo es muy encerrado en territorio. Recibo gente en las administraciones y solicito que funcionarios estén allí para que escuchen y se pueda realizar alguna gestión con los ciudadanos”.

Mario Granda, concejal de Vive, dice que en su caso, como fiscalizador, cuida que en las administraciones las obras no se hagan por padrinazgos, ni banderas políticas, sino a través de planificación. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: