Yasuní, continúa la depredación

- 25 de agosto de 2019 - 00:00

El pasado 15 de agosto, un grupo de mujeres del colectivo Yasunidos realizó una toma simbólica del Consejo Nacional Electoral, demandando de este organismo la convocatoria a Consulta Popular sobre la explotación petrolera en el Yasuní, recibieron el apoyo de movimientos feministas, grupos animalistas, de derechos humanos y otros colectivos sociales que se sumaron a esta demanda; un fuerte y desproporcionado operativo de seguridad que incluyó la censura para determinados periodistas, recordándonos que, si bien estamos en un proceso de transición hacia la recuperación de la institucionalidad, aún operan ciertas prácticas represivas del pasado.

En el año 2014 Yasunidos recogió 756.623 firmas para que se convoque a una Consulta Popular, para que todos los ecuatorianos decidamos sobre la explotación petrolera en el Bloque 43 del Parque Nacional Yasuní, sobrepasando el 5% del padrón electoral que exige la norma. El Consejo Nacional Electoral de la época, encabezado por Domingo Paredes, quien a todas luces carecía de independencia frente al poder Ejecutivo, validó apenas 359.761 rúbricas, en un proceso que posteriormente se demostró, fue fraudulento e irregular; por ello, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, presidido por Julio César Trujillo, declaró que se violaron los derechos de participación de los ciudadanos y ciudadanas que respaldaron la iniciativa.

El Estado ecuatoriano tiene la obligación de reparar los derechos de participación que fueron vulnerados. Por ello es una obligación del Consejo Nacional Electoral tratar este tema de manera urgente a fin de que se remita la pregunta de la consulta a la Corte Constitucional y esta instancia expida su dictamen de constitucionalidad.

Sin duda alguna las organizaciones sociales y la ciudadanía en general, articularán un adecuado respaldo a esta legítima demanda para que sea el pueblo ecuatoriano el que decida, a través de un mecanismo de democracia directa, mantener o no el petróleo bajo tierra en el Parque Yasuní, así como, precautelar el legítimo derecho de los pueblos no contactados, que habitan esta zona, a la inviolabilidad de su territorio.
#Yasunidas #LaLuchaContinúa. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: