Punto de vista

Retiro del futbolista: el drama del día después

24 de mayo de 2014 - 00:00

Punto de vista

¿Por qué hay muchos exfutbolistas famosos que hoy están penando económicamente? ¿Qué provoca que muchos de estos exjugadores sean adictos al alcohol o estén sumidos en una profunda depresión?
Hay 2 maneras de retirarse:

A) que el jugador se retire porque le cuesta entrenar, porque el ambiente lo desgastó, por una lesión, porque cumplió sus objetivos, etc., esto es, por propia elección de que se cumplió un ciclo (o porque no quiere seguir peleándola) y que supone un “anticiparse”, un pensar cómo ocupará su vida de allí en más.

B) que el fútbol lo retire al jugador, porque ya no rinde como antes. Esto es, los directivos, el entrenador “deciden” que el futbolista no está en condiciones de jugar. Se puede “disfrazar” (tan común en el fútbol) de mil maneras, como que el contrato es muy alto o que hay que dejar “subir la sangre joven”.

Hay que decir que la mayoría de las veces, se confirma la segunda opción y esto lo hace todavía más dramático. La sorpresa y la no “preparación psicológica” del futbolista hacen el resto, haciendo que este muchas veces se sienta “una basura ya descartable”.

La frase “lo único que supe en mi vida es patear una pelota” se agudiza en una realidad socioeconómica de crisis. Solo un pequeño porcentaje sigue ligado íntimamente a este deporte “apasionante”, ya como entrenadores, periodistas deportivos, empresarios de jugadores, docentes, etc.

Los que quedan fuera de “este grupo de élite” (que sigue disfrutando de la popularidad y del buen dinero), es decir, el resto, tiene enormes dificultades para reinsertarse en el tejido social. Llevan ventaja los que ya desarrollaban alguna actividad comercial o de capacitación durante la carrera de futbolista. Los demás se confrontan con un “vacío” que impulsa en la mente de muchos de ellos, la idea del suicidio. Son pocos los que lo efectivizan conscientemente, pero hay claras maneras inconscientes de hacerlo (en forma encubierta).

Termino este capítulo con la siguiente frase brillante del exboxeador Oscar ‘Ringo’ Bonavena: “Cuando uno empieza te dicen “entrena. Cuando uno se entrena te dicen que vas a empezar a hacer peleas preliminares.

Cuando haces preliminares te ofrecen peleas de semifondo con algunos pesos más y la exigencia de darlo todo. Después uno se hace profesional y te dicen que ahora tienes que llegar a ser campeón. Te dicen que ahora tienes que invertir bien tu dinero. Pero al cabo de un tiempo, uno ya no es campeón, no tiene dinero y ni siquiera sabe quién es. Además, no te enseñan a administrar el valor económico. Y por eso llega el final, y te dicen que fuiste un gil, que tuviste todo y no lo aprovechaste”.

Los que no son parte de la élite enfrentan un vacío que impulsa en la mente la idea del suicidio.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: