Punto de vista

¿Por qué la propiedad intelectual es importante para nosotros, los pueblos y nacionalidades?

- 30 de julio de 2016 - 00:00

Los diseños creados por las mujeres A’i Kofán, sus técnicas, tradición oral y prácticas se plasman en las artesanías que comercializamos con la marca Noaike. De esta manera nuestros conocimientos tradicionales se han posicionado como el capital y el corazón del mayor emprendimiento productivo de nuestra nacionalidad originaria A’i Kofán.

Noaike no es solo nuestra marca, representa nuestra visión organizativa;  el   consolidarnos como un grupo diverso, con capacidad de interrelacionarnos con el mundo exterior, generando ventajas competitivas y aprovechando los conocimientos y tecnologías para innovar nuestras prácticas ancestrales. Nuestra marca, Noaike, busca defender la propiedad intelectual que tenemos sobre nuestros saberes ancestrales a nivel nacional e internacional para que nadie se apropie de forma indebida de las creaciones de nuestras abuelas, madres y jóvenes.     

Históricamente, la apropiación indebida de los conocimientos tradicionales ha impedido que pueblos y nacionalidades aprovechemos los beneficios de comercializar nuestros propios saberes, como ahora lo hacemos los A’i Kofán.

Esto ha ocurrido porque no se encuentra en vigencia una norma que establezca los mecanismos para defender nuestros derechos como lo que somos, poseedores ancestrales de nuestras formas de vivir, sentir y pensar y de los beneficios económicos que pudieran generar.

Este vacío en la ley ha dado lugar a ciertos abusos en perjuicio nuestro por el lado de los conocimientos tradicionales y del país en los recursos de su biodiversidad, como se evidencia en el informe de biopiratería recientemente presentado por el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual. Este vacío legal quedará finalmente en el pasado con la implementación del Código Orgánico de la Economía Social de los Conocimientos, la Creatividad y la Innovación, que reconocerá los derechos de pueblos y nacionalidades sobre sus conocimientos tradicionales, por una parte, y garantizará la protección de los recursos de la biodiversidad de Ecuador y evitará la biopiratería, por otra.

¿Por qué nos afecta la biopiratería? Porque nuestros conocimientos tradicionales se generan en interrelación con los recursos de la biodiversidad. Cuando alguien accede a la biodiversidad sin autorización del Estado, generalmente también accede al conocimiento que nosotros tenemos asociado ese recurso sin nuestro permiso.

Somos un país vulnerable ante la biopiratería y una nacionalidad susceptible a la apropiación indebida de sus conocimientos tradicionales; siempre lo hemos sido porque los recursos de la biodiversidad y nuestros conocimientos tradicionales son atractivos para la investigación.

Por eso hace tres meses registramos la marca de Servicio Noaike ante el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual; con la intención de proteger los  productos y servicios que genera nuestra nacionalidad. Queremos fomentar un modelo de negocio que valore nuestro trabajo, respete la biodiversidad, privilegie el componente cultural y proteja la propiedad intelectual de nuestros saberes; mientras, posiciona nuestros productos en el mercado nacional e internacional.

Para nosotros, el manejo de una marca es novedoso; nos permite generar una identidad comercial y cultural común y consolidar un sistema de gobierno con otras nacionalidades.

Mientras conducimos a nuestro pueblo hacia la autogestión como parte del Sumak Kawsay, luchamos contra la biopiratería en favor del país, actuando como custodios de los recursos que nos rodean. No queremos que empresas extranjeras se lleven los recursos de Ecuador y los patenten o comercialicen en otros países. Esto amenaza la soberanía del país sobre los recursos de su biodiversidad y la propiedad legítima que los pueblos y nacionalidades tenemos sobre nuestras prácticas asociadas a estos recursos.

Invitamos a otros pueblos y nacionalidades a tomar medidas de protección. Hoy más que nunca es responsabilidad del Estado, y nuestra como vigilantes, generar el marco normativo para protegernos, luego de una trayectoria histórica de robo y saqueo.

Compañeros de pueblos y nacionalidades utilicemos los mecanismos existentes y los que nos dará el Código Ingenios para reapropiarnos de nuestros conocimientos y defenderlos frente a la apropiación externa. La biopiratería y la apropiación indebida de los conocimientos tradicionales no son temas que deban ser tratados solamente en el plano de la gestión pública, sino que debe ser interiorizado por cada ecuatoriano para que cada uno de nosotros se convierta en custodio de los recursos de nuestro país. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: