Punto de vista

Consumos Fantasma Residenciales

- 25 de agosto de 2016 - 00:00

Existen consumos eléctricos entre un 7% y 11 % del total en el hogar, que corresponde a energía desperdiciada, lo que representa alrededor de $ 20 a $ 40 anuales y se los conoce como consumos fantasma residenciales.

Se producen porque electrodomésticos y dispositivos electrónicos indispensables para el hogar funciona con corriente continua de bajo voltaje, pero en los tomacorrientes se emplea corriente alterna de alto voltaje, por lo que se requiere de un transformador para bajarlo, lo que implica un permanente uso de electricidad, ya que el transformador opera el 100% del tiempo, incluso si el equipo está apagado.

La mayor cantidad de energía se consume cuando los electrodomésticos están en uso, sin embargo, algunos poseen un modo de espera o “stand by” en el que se encuentran “apagados” sin necesidad de desenchufarlos. Este modo causa consumos fantasma de hasta 5 vatios [W] que consumen energía los 365 días del año, que se suma al valor total de la planilla eléctrica.

Se puede identificar de una manera sencilla los “fantasmas”, basta con tocar los cargadores o cables del electrodoméstico o equipo, cuando han estado apagados por un tiempo, si están calientes o tibios es porque están consumiendo energía eléctrica.

Si se quiere medir este consumo se puede utilizar un medidor o apagar todas las luces y equipos electrónicos sin desenchufarlos, salvo el refrigerador que debe ser desenchufado. El siguiente paso es observar la rueda del medidor de consumo eléctrico, que seguirá girando lentamente. Se debe anotar el valor mostrado y después de una hora tomar el nuevo valor, con su diferencia se obtiene el consumo en vatios-hora [Wh], se multiplica por 24 horas por 365 días y se divide sobre 1.000 para obtener kilovatios-hora [kWh] al año, multiplicado por $ 0,08 que es el costo de un 1 [kWh], el resultado arrojará el valor anual generado por energía desperdiciada.

Se estima que el consumo de un aparato en modo de espera o “stand by” es de 5 vatios [W], pero existen grandes variaciones de acuerdo al dispositivo, por ejemplo, un router de internet consume 8 vatios [W] o un decodificador digital 7 vatios [W].

Como ejemplo se calculará el costo anual de un hogar con los siguientes equipos:

TV LCD 37”, DVD, decodificador digital, consola de juegos, teléfono inalámbrico, radio despertador, equipo de sonido, computadora, portátil, monitor LCD, router, impresora, parlantes PC, microondas y máquina de café. La potencia en “stand by” es de 70 [W]. El costo anual sería de $ 49,05 por consumos eléctricos fantasma o derroche de energía.

Se recomienda comprar electrodomésticos y dispositivos que estén evaluados y garanticen un bajo consumo. Además, disponer de información sobre eficiencia energética y conocer las prestaciones del producto que está en la ficha técnica que el proveedor debe facilitar y evitar comprarlo si está debajo de estándares de eficiencia actuales.

La solución más simple es desconectar los aparatos que no se van a utilizar, como DVD, consolas de juegos, equipos de sonido y conectarlos cada vez que se requieran.

Además, existen regletas o “cortapicos” con temporizador o normales con interruptor manual, que serían una alternativa viable y son utilizados en los hogares con precio bajo. Se podrían instalar en el escritorio de la computadora donde se conectan: monitor, parlantes, impresora y teléfono; o para: TV, decodificador, DVD y consola de juegos, para desconectar los dispositivos, accionando el interruptor sin requerir mayor esfuerzo. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: