Ahogar a la sociedad

07 de agosto de 2019 00:00

El objetivo principal de las sanciones estadounidenses es aislar a Venezuela de cierta influencia de Cuba, Rusia y China.

Estados Unidos tiene relaciones comerciales o financieras alrededor del mundo y hace uso de ese poder económico hegemónico para decretar desde su Ejecutivo que cualquiera de esas empresas sea sancionada. A esto se le agrega el futuro embargo de las cuantías de exportación, en consonancia con este decreto.     

Después de esto, hay un efecto directo en la población venezolana. Asimismo, como se intenta aislar al gobierno de Nicolás Maduro de las relaciones con Cuba, Rusia y de China, que le proveen préstamos, recursos, exportaciones y un sinnúmero de financiamiento que no conocemos pero que sirve para sostener la caja fiscal de Venezuela, esta medida profundiza la pobreza en su población.    

Aunque Estados Unidos diga que la sanción no es contra el pueblo venezolano, el otro objetivo es que sus ciudadanos terminen cansándose de todo el gobierno de Maduro y terminen alzándose con grandes manifestaciones en las calles y así presionarlo.

La estrategia es la misma de siempre: ahogar a la sociedad venezolana para buscar las huelgas y calentar las calles por varios días o semanas. (O)

Contenido externo patrocinado