¿En manos de quién está el fútbol?

- 02 de marzo de 2020 - 00:00

Desde antes, cuando era Asociación de Fútbol de Ecuador, hasta nuestros días, como Federación Ecuatoriana de Fútbol este organismo ha sido objeto de críticas por sus manejos económicos y deportivos. Es importante entender que, al ser parte de organismos internacionales, las cuentas no son públicas, salvo un pequeño porcentaje de aporte del Estado. Sin embargo, la identificación que genera el fútbol en el hincha los hace blanco de cuestionamientos y de pedido de balances.

No hay administración inmune a escándalos, algunos comprobados y otros que nunca fueron aclarados. Desde 1998, y durante 15 años, Luis Chiriboga se hizo cargo de este ente. En esta época llegaron muchas clasificaciones a mundiales en distintas categorías, sin embargo, fue un tiempo “adornado” con sentencias de coyoterismo y lavado de activos. El balance: negativo.

Luego vino Carlos Villacís -fue vicepresidente de Chiriboga-, quien quiso mantenerse al margen de lo sucedido. Imposible, ya que hubo muchas cosas que lo salpicaron. Varios dirigentes lo catalogaron de conciliador. Otro mérito fue la contratación de Jorge Célico como director de las formativas de la Tri. Nada más…

Hasta que en 2019 llegaron dos jóvenes dirigentes como Francisco Egas y Jaime Estrada. Ambos fueron dirigentes de clubes en las épocas antes mencionadas, donde lucieron como cuestionadores. Ellos ofrecieron una nueva FEF, con un manejo transparente, objetivos claros y una administración limpia.

Luego de un año tenemos: incapacidad para contratar a tiempo un DT para la Selección absoluta. Una vez contratado, parte del directorio cuestiona al presidente por no informar sobre las cláusulas del contrato. Otra de las cosas turbias fue el manejo de los indisciplinados en la Copa América. Egas dijo que no sería alcahuete, sin embargo, hoy les abre las puertas. ¿Qué sigue? En marzo inicia la Eliminatoria, que bajo el criterio de mucha gente vinculada con el fútbol, es nuestro verdadero fin, es la competencia a la que hay que ponerle todo.

¿Con qué argumentos la afrontaremos? No lo sé porque no solo es necesario lo deportivo, también es condición idónea que la dirigencia sea honesta y no esté dividida, que tenga objetivos claros, con el afán de entregar lo que ofrecieron: un nuevo rumbo y una nueva cara para el fútbol ecuatoriano. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP