Los teloneros en el show fueron los naranja lázaro, que tocaron 4 sencillos

Zoé transmitió dos horas de amor musical

28 de septiembre de 2014 - 11:48

Los teloneros en el show fueron los naranja lázaro, que tocaron 4 sencillos

Muchos fans esperaron desde el mediodía en las afueras del Club Nacional, al noroeste de Guayaquil, para ingresar a tiempo al concierto del grupo Zoé. Aunque estaba previsto que este iniciara a las 19:00, la espera valió la pena cuando a las 20:30 se abrieron las puertas del recinto y la gente se repartió entre las localidades de general, VIP y Golden box. Luego de 15 minutos abrió el show el grupo guayaquileño Naranja Lázaro, que tocó cuatro temas que encajaban perfecto con el estilo de rock alternativo y psicodélico de los mexicanos.

Finalmente, cerca de las 22:30, Sergio (guitarra), Jesús (teclados), Ángel (bajo) y Rodrigo (batería) ingresaron al escenario. Las luces azuladas dieron paso a León, quien con su voz rasposa interpretó una versión rockera de ‘S.O.S’, último tema sacado de su álbum ‘Programatón’.

Y para ser consecuente con el nombre de la gira, homónimo de su disco, interpretaron ‘2013’ con la que el vocalista saludó a Guayaquil, expresando que era la primera vez que tocaban en la urbe.

Después continuaron con ‘10AM’, que con su ritmo pegajoso hizo bailar al público mientras coreaba “Aléjate de mí, aléjate por favor que aquí ya no aguanto más”.

Así presentaron los sencillos de su quinto álbum de estudio, como ‘Fin de semana’ en el que León demostró los “pasitos” de baile con los que se trasladaba por toda la tarima. Continuó la banda con ‘Últimos días’ y ‘Vía Láctea’, temas con los que los asistentes a más de cantar levantaban sus manos al aire. ‘Dead’ y ‘Nada’ (aunque sin Enrique Bunbury) continuaron.

Bajando un poco la energía de los espectadores, Zoé apostó por el lado romántico y tocó ‘Arrullo de estrellas’, con el que usó un minimegáfono, pasando por ‘Paula’, y ‘Game Over Shangái (Liu Yang River)’.

Para pasar a algo más movido el grupo tocó ‘Infinito’ y remató con el estilo country de ‘Poli’. En este tema León modificó una línea, ya que en vez de decir “una dulce perla blanca mexicana” dijo “ecuatoriana”, lo que hizo que las mujeres gritaran eufóricamente.

Nuevamente retomaron los temas del nuevo álbum como ‘Andrómeda’, ‘Panoramas’, ‘Cámara lenta’ y luego de una supuesta despedida tocaron ‘Labios rotos’.

Se acercaba la medianoche, pero el público no se cansaba de bailar y escuchar de pie a Zoé. Después de “Otra, otra”, “Olé olé olé, Zoé”, y “Una más y no jodemos más” regresaron para felicidad de sus fans. Entonces tocaron los clásicos ‘Luna’, ‘Reptilectric’, ‘Soñé’ (la versión del filme ‘Amarte duele’), ‘No me destruyas’ (con esta última León aprovechó para bajar del escenario, pararse sobre los parlantes y saludar al emocionado público que estaba en primera fila).

Pero faltaba algo. Al final resonó como un eco en las mentes de Valeria Mieles, Daniel Haro, Juan Sigüenza, María Isabel Chavarría, Josabet Carchi y muchos más fervientes seguidores, aquel estribillo de su tema ‘Love’ (reminiscencia de su gusto por Los Beatles) con el que Zoé agradeció y se despidió.

“En tu planeta me quedé, fue por un tiempo, nunca fue mi plan, pero mi nave se averió y ahora estoy perdido aquí... Love, love love”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: