Teatro de Loja

Un espacio que revivió el mundo artístico al sur del país

- 20 de mayo de 2017 - 00:00

Con una inversión de $ 20 millones se posicionó a Loja como ciudad cultural y se descentralizaron los espacios y eventos.

El Teatro Benjamín Carrión es un símbolo de descentralización”. Así lo manifestó el presidente Rafael Correa al inaugurar esta obra en noviembre de 2016. Desde entonces este sitio cultural ha cambiado la dinámica de la región sureña que acoge a no menos de 3.000 artistas.

El Gobierno Nacional invirtió aproximadamente $ 20 millones y empleó a cerca de 60 obreros para su construcción.

El recinto se ubica en el sector de Jipiro sobre un área de terreno de 12.845 m². Es un espacio multipropósito que cuenta con aulas para talleres artísticos, un escenario principal y otro posescénico.

Tal como lo manifestó Correa, este sitio cultural beneficia también a los habitantes de Zamora Chinchipe, El Oro y Azuay.

Con la apertura del lugar también se realizó la primera edición del Festival Internacional de las Artes Vivas, inspirado en el festival francés de Avignon.

Fue un evento que agrupó a cerca de 31.200 asistentes nacionales y extranjeros. En total se realizaron 44 espectáculos de artes escénicas con la presencia de 458 artístas ecuatorianos y de países de todo el mundo.

Adicionalmente, en toda la ciudad, incluyendo el también restaurado Teatro Bolívar, se abrieron 120 espacios culturales. El certamen también llegó a otras ciudades cercanas, como Vilcabamba, en donde se realizaron 124 presentaciones.

“La idea del festival era potenciar a Loja como ciudad cultural a nivel mundial, y eso se consiguió”, afirma Marcos Cañar, presidente ejecutivo de la Orquesta Sinfónica de Loja (OSL). “El teatro marcó un antes y un después en la ciudad”.

El centro es también  sede de la OSL. Eso les ha permitido explorar nuevas áreas artísticas antes abandonadas por la falta de espacios. Por ejemplo, ahora realizan obras que unen ballet y música en una sola presentación. De hecho, en el festival inaugural se mostró la pieza ‘La primavera’, de Igor Stravinsky, interpretada junto a la Compañía Nacional de Danza.

Además, se cuenta con el espacio técnicamente correcto para ensayos y presentaciones. La forma semielíptica del teatro garantiza una acústica perfecta, ventaja que antes no había, pues se ocupaban las instalaciones de un colegio local.

Cañar apunta que el apoyo gubernamental no fue solo con el teatro. El respaldo a la sinfónica viene a partir de 2010 con la Ley de Cultura. “Ahora podemos optar por la seguridad laboral y social para nuestros (65) músicos”.   

Todos los eventos de la OSL son gratuitos y cuentan con gran acogida del público lojano. Los comentarios positivos en las redes sociales no se detienen. La ciudadana Isabel Salinas escribió:  “Es una de las mejores obras arquitectónica, Loja se lo merece (...). Es para todos”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP