Destacados catedráticos y académicos defienden logros de Ecuador en educación superior

28 de marzo de 2017 12:47

Catedráticos, académicos, escritores, periodistas, economistas, entre otros destacados profesionales de distintos países, consideran que "los logros alcanzados en Ecuador no pueden dar marcha atrás y deben ser parte de una agenda de futuro y de continuidad, de manera independiente de quién o quiénes encabecen los sucesivos gobiernos", según destacan en un manifiesto. 

Los firmantes, en total 242, subrayan que "la educación, la investigación, la ciencia y la vida universitaria no deben estar sujetas a los vaivenes de los cambios políticos administrativos, como tantas veces ha ocurrido en nuestros países".

Al escrito, en favor del "Reconocimiento y Defensa de la Educación Superior y la Economía Social del Conocimiento en Ecuador", se adhirió también la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), autorizado por intermedio de su secretario general, Paulo Speller.

Recalcan que el Ecuador ha optado por un modelo de desarrollo y de políticas públicas que "conciben la naturaleza del conocimiento como bien público social y colectivo cognitivo". 

"La democracia cognitiva que se impulsa en Ecuador es una alternativa para el desarrollo de las nuevas sociedades, porque concede un papel prioritario a la formación de la ciudadanía, actor principal del conocimiento, en su proceso de producción y de gestión social que apunta a la reducción de las brechas e inequidades de los derechos fundamentales, así como para la incursión en las ciencias de frontera que posibilitan metodologías transdisciplinarias y transculturales, que potencian un futuro de soberanía del pensamiento, la interculturalidad y la diversidad característica de nuestros países", añade.

En ese sentido, los firmantes sostienen que el período 2006-2016 constituye uno de los logros sociales más importantes que ha experimentado el Ecuador republicano. "Las bases estructurales de las transformaciones del sistema de educación superior ecuatoriano han sido establecidas, y sus cimientos tienen que ver con la expedición de normatividad y políticas públicas de carácter sistémico y de amplia visión".

Destacan la recuperación de la rectoría, regulación y control del Estado sobre las políticas de educación superior, el despliegue de la nueva concepción del conocimiento y de la educación superior como bien público y social, el fortalecimiento de la institucionalidad del sistema, la política de becas, la apertura de las cuatro universidades emblemáticas; la organización del conocimiento en base a dominios científicos, tecnológicos y humanísticos en función de los contextos y las demandas que presentan los territorios y enmarcados en los horizontes que marcan lineamientos programáticos como el cambio de la matriz productiva, energética, de servicios y los derechos del Buen Vivir, entre otros. 

"En Ecuador, por lo anterior, se debe garantizar que el proceso de democratización del saber y de cambio en la matriz cognitiva, debe ser consolidado e institucionalizado como política de Estado, para continuar la subsiguiente fase de la transformación relacionada con la democratización del conocimiento y la construcción del ecosistema de innovación social, lo que implica la implementación de estrategias de ciudadanización y regionalización de la educación superior a nivel macro", puntualizan en el manifiesto. 

Subrayan que Ecuador está demostrando que la educación puede y debe ser una prioridad y que las universidades deben estar al frente de la transformación social de nuestro tiempo, y del mejoramiento y el desarrollo de la vida y de su sustentabilidad.

"Por lo anterior nos pronunciamos por la defensa y el más amplio reconocimiento de lo logrado en Ecuador, y decimos con toda la fuerza de la razón, que son avances y resultados que habrá que defender con dignidad y valentía", finalizan. (I)

 

Te recomendamos

Las más leídas