Parque samanes

Guayaquil dejó de ser huérfana de espacios verdes

- 20 de mayo de 2017 - 00:00

El Gobierno que concluye invirtió cerca de $ 229,1 millones en la construcción de la obra. Recibe 220.000 visitantes al mes.

Entretenimientos, prácticas deportivas, ejercicios o pasear de noche o de día son algunas de las actividades que ofrece a sus visitantes el Parque Ecológico Samanes, ubicado en el norte de Guayaquil.   Inaugurado en enero de 2013, este importante pulmón de la ciudad recibe a más de 220.000 visitantes cada mes.

Al lugar no solo llegan personas de todas partes de Guayaquil, sino que es un nuevo destino de turistas nacionales y extranjeros.

Uno de ellos es Carolina Torres, quien vive en la ciudadela Alegría, norte de la ciudad, y que pese a que va muy poco al Parque Samanes asegura que el lugar es amplio, bonito y “tiene muchas áreas recreativas para la familia”.

“Más que todo, voy cuando es feriado por mis sobrinos, aunque hay ocasiones que voy sola a trotar”.

 Los terrenos en donde donde se asienta esta área recreativa tienen su historia. Las primeras 379,79 hectáreas del predio pertenecían al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa),  pero a través de un acuerdo pasaron a ser un bien del Estado.

Algunos militares en servicio pasivo reclamaron por esa decisión, pues querían construir un plan habitacional que les daría una renta de $ 60 millones. Finalmente, el Estado le dio otro destino a estas tierras y hoy ofrecen beneficios sociales y ambientales a la ciudadanía. 

El Gobierno invirtió $ 229,1 millones en la construcción del parque, de acuerdo con registros del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop). Ahora ofrece al público varias áreas, como: canchas deportivas, el estadio Christian Benítez, el área de lagunas y la gran vía. También se cuenta con una zona de reserva forestal, senderos; zona de eventos culturales y la concha acústica. El área tiene capacidad para más de 300 automóviles.

En 2015, el papa Francisco, durante su visita a Ecuador, ofreció una misa campal en este parque. A la liturgia acudió medio millón de personas.

El área de recreación se extiende en 851 hectáreas, incluido Cerro Colorado, que cuenta con 325.

Hasta la fecha, los usuarios se entretienen en las 7 etapas construidas, que representan más de 200 hectáreas, de las cuales la zona de senderos comprende 137 hectáreas; el área de las canchas y vegetación tiene 47; para los eventos culturales se proporcionó un espacio de 16,5 hectáreas.

Para garantizar el cuidado y limpieza del parque, la empresa pública de Parques Urbanos y Espacios Públicos gastó $ 3 millones en 2015 en servicios básicos, seguridad, áreas verdes, sueldos y otros.

Este pulmón de la ciudad cuenta con más de 4.927 árboles. Algunas de las especies presentes son guayacán, olivo negro, fernán-sánchez, samán, samancillo, teca y pechiche. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP