Transparencia, uno de los objetivos del voto de las personas con discapacidad

- 07 de septiembre de 2020 - 11:44
El Telégrafo

La discapacidad no es un impedimento para que muchas personas, dependiendo de su condición, realicen un sinnúmero de actividades, entre ellas sufragar.

Pese que para este grupo vulnerable también el voto es facultativo (optativo) muchos acuden a las urnas para cumplir con este derecho cívico.

El consejero del Consejo Nacional Electoral (CNE), Luis Verdesoto, menciona que en el caso de las personas con discapacidad habrá las condiciones para ellos, según las acciones tomadas en el país.

“En el Registro de Discapacidades se especifica que se debe tener un grado determinado dentro de las categorías que establece la ley y solamente en ese caso se atenderá con voto domiciliario (…) en el pleno cumplimiento de la ley que implica tener un voto secreto, no inducido”.

Veeduría

Betsabeth Pilaloa, presidenta de Asociación de Hemipléjicos, Parapléjicos y Cuadrapléjicos del Guayas (Asopléjica), no es partidaria del voto en casa, ya que teme que el voto pueda ser inducido y detrás de ello esté algún partido político.

“Creo que hay que hacer las cosas diferentes, si en realidad van a hacer el voto en casa debe haber también una organización de personas con discapacidad, para nosotros como veedores estar atentos de que ese voto de casa sea transparente”.

Las personas con discapacidad -menciona- que se acerquen a los recintos deben contar con las medidas de seguridad para evitar contagio.

“Creo que realmente para aquellas personas que no se pueden movilizar, que están en la casa, su un voto realmente sea transparente”, reitera.

Registro depurado, según Conadis

El Consejo Nacional para la Igualdad de Discapacidades (Conadis) registra un total de 481.392 personas con algún tipo de discapacidad, las cuales están categorizadas por género, tipo de discapacidades, grupos etarios.

En ese sentido, el titular del Conadis, Xavier Torres, indica que nadie puede influir en el voto de las personas con discapacidad, “porque en la mayoría de casos, la persona va con alguien de confianza. Es la esposa, esposa, el hijo, la nieta. Las personas con discapacidad tienen muy claro su posición directamente cuando votan. Lógicamente es el nivel de confianza”.

El funcionario refiere que el voto es secreto, entonces capaz y alguien dice "yo si voté por ti, si eres amigo del candidato, pero el candidato no sabe si es verdad o no es verdad”.

En referencia a si el registro que maneja el Conadis está depurado, con respecto a funcionarios y políticos que se descubrió tenían carné de discapacidad, el cual se obtuvo de manera fraudulenta para acceder a los beneficios en la importación de vehículos y otros, Torres enfatizó que dicho registro “está depurado con número de fallecidos y todo”.

En torno a cómo se manejará la votación en medio de la pandemia considerando que este grupo de personas también es vulnerable, el titular del Conadis aclaró que “la idea es lograr los mismos esquemas pero con el cuidado, precautelar el uso de mascarillas, mantener el distanciamiento, garantizar el derecho del voto. La misma condición, pero precautelando siempre las medidas de bioseguridad”.

Destacó que “somos uno de los pocos países que en realidad tiene políticas de participación para el sufragio. Lo que hay que lograr aquí es la participación de las personas con discapacidad por medio de los partidos y movimientos políticos, que debe ser importante y también tomado en cuenta”.

Precisó que en la última elección fue mínima, casi el 1%. Y respecto a ello añadió que “eso quiso decir que no muchos movimientos políticos o partidos políticos tomaron en consideración a las personas con discapacidad”.

Según el Informe de Observación al Proceso Electoral 2019, que presentó el Conadis en febrero de este año, este registró un incremento en la participación de las personas con discapacidad en los procesos electorales.

Los registros del Conadis – en ese entonces- señalaban que en el país existían 477.958 personas con discapacidad, de las cuales 395 mil estaban empadronadas. Es decir que desde la presentación de dicho registro hasta la actualidad, ha habido un incremento de 3.434 personas con discapacidad.

Dicho Informe también evidenció el 1,40% (156) de personas con discapacidad fueron electas para cargos públicos en los gobiernos locales, en las últimas elecciones, y solo el 1,8 % (1.528) participaron en candidaturas para alcaldes, concejales, vocales y prefectos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP