El temor marca el clima electoral en la frontera norte de Ecuador

- 05 de noviembre de 2018 - 05:20
Mapa del límite fronterizo entre Ecuador y Colombia.

Autoridades y precandidatos de las tres provincias fronterizas norte evitan hablar de temas que son considerados sensibles, detallan que entre las prioridades está la generación de empleo.

En la frontera norte del país uno de los temas sensibles para los candidatos es el narcotráfico y la guerrilla. Por esa razón los aspirantes a autoridades de elección popular prefieren enfocarse en otras necesidades de la población.

Pero uno de ellos, Alipio Campoverde, precandidato a Prefecto de Sucumbíos y actual Alcalde de Cuyabeno, es lo contrario.

“Así como Pablo Escobar fue senador dos veces y después hizo temblar al país y al mundo; un hombre del campo, campesino y agricultor, así es Alipio Campoverde”, dijo en una entrevista en Tv Cisne.

Su postura llamó la atención por lo complejo del tema.  Al respecto, políticos que desempeñaron cargos públicos y otros que tercian por alguno se atrevieron a hablar con EL TELÉGRAFO sin ser identificados, para evitar las represalias.

Un precandidato y quien ya fue autoridad en Esmeraldas, aseveró que sí tuvo contacto con representantes de grupos irregulares.

Recordó que se acercaron tres ciudadanos a su oficina. Se identificaron y le plantearon invertir para la campaña del 2019 a cambio de favores. Los rechazó, dijo.

“Ellos querían que como autoridad les permita invertir en la línea de frontera”.

Para evitar “problemas”, dijo que la mayoría de candidatos evitan hablar de políticas de seguridad, del narcotráfico y otros males.

Por su parte, una alta autoridad de Sucumbíos dijo que en la campaña se evita hablar de políticas de migración, de fronteras abiertas y de acciones de control de combustible, por ejemplo.

“Es que allá viven de eso”, puntualizó, al destacar que junto con otras autoridades de la provincia, “sufrimos de que guerrilleros nos traten de comprar”.

¿Como se le acercaron?

Recordó que llegaron hasta la secretaría pero no tuvieron contacto con él. También le enviaron una carta. Esos documentos reposan, según él, en la Fiscalía local.

Aunque analiza si participará como candidato en 2019, aseguró que ya se aproximaron para financiarlo. “No quiero saber nada de esa gente porque si entras no sales jamás”, aclaró.

Ambas autoridades reconocieron que los “guerrilleros” además de dinero, ofrecen votos. Esto, debido a la gran presencia de colombianos en la zona de frontera. Al respecto, el Registro Civil y del Consejo Nacional Electoral continúan con la depuración del padrón electoral.

Al momento se quitaron del registro electoral a 52.000 extranjeros porque portaban cédulas expiradas.

Para el prefecto de Carchi, Guillermo Herrera, quien analiza su reelección, en estas últimas elecciones se evidencia un uso exagerado de recursos para los eventos de precampaña o para las obras sociales y fiestas populares.

Afirmó que ningún gobierno local está en capacidad de entregar esos recursos. “Tengo mis sospechas de dónde vienen esos dineros, de quién los financia, si están relacionados con actividades ilegales del otro lado de la frontera”, se preguntó, al aclarar que sí existen temas “difíciles y conflictivos” de tratar en la campaña.

Pero también hay otras preocupaciones. Gustavo Samaniego, alcalde de San Lorenzo y quien promueve la candidatura de su vicealcaldesa Rocío Cabezas, pedirá en el COE que se dote de seguridad a los candidatos. Dijo que las propuestas deben centrarse en el empleo más que en la seguridad.

Álex Cruz, gobernador de Carchi, dijo que la provincia a diferencia de Esmeraldas y Sucumbíos, es una isla de paz. Reconoció que el aparecimiento de grupos subversivos en Colombia podrían “complicar” los sufragios. Aunque confió en que “las próximas elecciones se desarrollarán en paz”. (I)

Más controles para entrega de cédulas en tres provincias

La cedulación en la frontera norte fue uno de los problemas detectados por el Registro Civil. Por las características de la zona era frecuente que ciudadanos colombianos tengan documentos de identidad como ecuatorianos.

Los alcaldes de la zona, como el de San Lorenzo, Gustavo Samaniego, alertaban sobre la necesidad de imponer mejores controles para entregar ese certificado de identificación.

El subdirector del Registro Civil, Claudio Pietro, aseguró que la institución está ejecutando un plan para detectar los documentos que se entregaron con irregularidades. Por ejemplo se sospecha que buena parte de las 700.000 cédulas caducadas, porque no se actualizaron en los últimos años, corresponden a colombianos que obtuvieron el documento sin cumplir los requisitos legales.

José Cabrera, consejero del Consejo Nacional Electoral (CNE) reveló que en una revisión del padrón electoral usado para las elecciones pasadas se detectó que existen 31.000 ciudadanos del vecino del norte registrados.

A Cabrera le preocupa que se encontraron en el padrón a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, como ocurrió con Rodrigo Granda, conocido como el “Canciller” de la guerrilla.

Obtener un cédula de identidad no solo les permite votar sino también realizar actividades comerciales sin contratiempos. Por ejemplo, acceder a créditos para adquirir electrodomésticos.

Por esa novedad, el Consejo Electoral decidió depurar el registro de votantes y eliminó a más de 70.000 ciudadanos, de ellos 50.000 eran extranjeros y la mayoría eran de Colombia.

Por su parte, el Registro Civil cumple con controles más rigurosos para entregar el documento de identidad.

Antes solo era necesario que una persona vaya con dos testigos que aseguraran que nació en nuestro país para obtener la cédula de identidad.

Pero ahora se verifica la información con instituciones colombianas. El subdirector Prieto contó que en las provincias fronterizas de Esmeraldas, Carchi y Sucumbíos se aplica un nuevo plan de verificación de datos cuando una persona quiere cedularse en los pasos internacionales.

La disposición es que los datos sean enviados a los municipios colombianos más cercanos, para que se compruebe si el o la aspirante no tiene cédula del país vecino.

Así ocurre con Walter Arizala, el cabecilla del Frente Oliver Sinisterra y que es conocido como “Guacho”. Él nació en la población ecuatoriana de Limones, en Esmeraldas, pero la investigación de las autoridades colombianas descubrieron que también tiene una cédula colombiana con el nombre de Luis Alfredo Pai y con número 1087.209.806. El Frente Oliver Sinisterra es el protagonista de nueve asesinatos, secuestros y atentados en Ecuador. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP