Papeletas electorales se imprimen pese a impugnaciones

- 05 de febrero de 2019 - 00:00
La imprenta del Instituto Geográfico Militar registra un avance del 19%; en total se tiene previsto elaborar 81’322.179 para todas la dignidades.
Foto: Archivo / El Telégrafo

La imprenta del Instituto Geográfico Militar (IGM) avanza con el proceso de impresión de alrededor de 81’322.179 papeletas, que se entregarán a los ciudadanos para que elijan a las diferentes dignidades el próximo 24 de marzo.

El IGM registra un avance del 19% en el trabajo, que estará listo a finales del mes.

Según comentó anteriormente la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, el contrato para la elaboración se firmó por $ 4’600.000.

Pero la cifra varió por la decisión de hacer tres papeletas para la elección de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana. Esto incrementó el presupuesto en $ 1’500.000, pues implica la adición de 26’523.988 papeletas, porque el total de electores es de 13’261.994.

El consejero Enrique Pita dijo que el calendario electoral continúa sin interrupciones y desde ahora se inicia el periodo de campaña hasta el viernes 22 de marzo .

El funcionario explicó que a pesar de que todavía quedan unas pocas impugnaciones por resolver en el Tribunal Contencioso Electoral, el proceso sigue con el envío de las listas de candidatos aprobadas al IGM para que procedan con la impresión.

El cronograma electoral es de corrido y no se puede posponer ninguna fecha, por eso el IGM ya inició el trabajo para tener todo el material listo a finales de febrero.

Pita explicó que el IGM primero hace borradores de papeletas con el objetivo de verificar que se ajusten a las fichas de los candidatos generadas en el CNE.

Estas pruebas son verificadas por el personal técnico del CNE, de manera que no haya confusión en los nombres o fotografías de los postulantes a las diferentes dignidades luego de lo cual se aprueba.

El analista político Diego Tello indicó que las papeletas tienen varias seguridades, para evitar la falsificación, además el local donde se elaboran está dentro de un recinto militar vigilado todo el tiempo.

Tello comentó que estos documentos se hacen en papel especial, tienen un código de barras, un microtexto grabado y colores diferentes que hacen imposible que puedan ser copiados.

No obstante, estas particularidades no son detectables a simple vista, “por eso los miembros de las juntas deberían ser capacitados para sobre estas seguridades”, puntualizó (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: