Dos nombres aparecen en la precampaña presidencial

- 19 de agosto de 2019 - 00:00
Semanas atrás, Jaime Nebot estuvo en Azogues (Cañar) para participar del inicio del programa de internet y tablets gratuitas, como hizo en Guayaquil.
Foto: Cortesía

Los líderes del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero y del Movimiento CREO recorren el país como parte de su estrategia para llegar a la Presidencia. Analistas creen que esto es un error.

En diversos escenarios y distintas estrategias. Así está la agenda de los líderes de dos de las principales organizaciones políticas del país: Jaime Nebot, por el Partido Social Cristiano - Madera de Guerrero y Guillermo Lasso, por el Movimiento CREO.

Nebot, desde hace varias semanas, inició un recorrido por el país. Lo hace para cumplir lo que él califica como su “compromiso con la prosperidad del Ecuador”.

Esta es una estrategia en que intenta replicar los programas sociales que ejecutó cuando fue alcalde de Guayaquil por 18 años en los cantones con fuerte presencia socialcristiana.

Con esta consigna, hace dos semanas, Nebot estuvo en Ambato y en Machala. En la primera ciudad se reunió con 15 alcaldes de Cotopaxi, Chimborazo, Tungurahua y Pastaza, para poner en marcha los programas de salud, educación y tecnología de manera gratuita.

Mientras en Machala tuvo un encuentro con alcaldes y presidentes de juntas parroquiales de El Oro, Loja y Zamora. La cita sirvió para “sellar el compromiso de rescate de la agricultura, la ganadería y la agroindustria”.

La última semana, Nebot paró los recorridos para estar con su familia. Pese a sus visitas, el líder el PSC aún no confirma su intención de participar para las presidenciales de 2021. Él ha asegurado: “Jamás aceptaré ser candidato a Presidente de la República si no me convenzo a mí mismo de que puedo ser mejor Presidente que Alcalde”.

Por su parte, Guillermo Lasso anunció que vivirá en Quito, junto con su familia. Esta decisión la tomó para fortalecer las bases de CREO en la Sierra, en la Amazonía y en Galápagos.

Aclaró que esta idea no significa que abandona la base de Guayaquil, sino que irá a Quito para alinear una mejor estrategia con miras a las presidenciales de 2021. “Vamos a recorrer todo el Ecuador”, subrayó.

La semana anterior, Lasso visitó Puembo y Chilibulo, en Quito. A través de su cuenta de Twitter dijo: “Sigo en esta lucha, porque (los ciudadanos) merecen un Ecuador con educación e innovación, que les permita tener el futuro que anhelan”.

César Monge, presidente Nacional de CREO, manifestó que actualmente el movimiento se concentrará en tres objetivos a escala nacional.

El primero será el trabajo con las autoridades seccionales electas de CREO y dirigentes provinciales. El segundo, el contacto permanente con los ciudadanos, visitándolos en sus ciudades y territorio. Estos recorridos, dijo Monge, arrancarán con más fuerza en 2020.

El último será consensuar un respaldo al plan de desarrollo económico para que se ejecute tras las presidenciales de 2021. Para esta tarea Lasso mantuvo reuniones con el sector empresarial y líderes políticos internacionales.

Para el analista Francisco Palomeque, emprender una precampaña presidencial, con uno o dos años de anticipación, sería un error estratégico. Puso como ejemplo lo ocurrido en Perú, en 1990, cuando Mario Vargas Llosa tenía dos años de campaña y se endosaba una aplastante victoria, hasta que apareció un ingeniero de origen japonés; Alberto Fujimori, quien cambió el rumbo de la historia.

Explicó que este fenómeno puede repetirse, porque él cree que muchos de los ecuatorianos esperan a un outsider, es decir, un novato en la política que cambiaría el tablero político del país. “Declarar una candidatura con un año y medio de anticipación, sería muy peligroso y Nebot lo sabe, por eso ha tratado de una u otra manera de crear un ambiente de sorpresa, en el cual ya no la hay”, manifestó el analista.

Por su parte, el analista Carlos Araujo también cree que Lasso está adelantado demasiado en sus aspiraciones de llegar a Carondelet. Él cree que Lasso cometió errores en sus pasadas campañas, pero especialmente en la última que determinó que CREO no consiga el objetivo de llegar a la Presidencia.

“Pienso que en el camino saldrán nuevos perfiles, nuevas figuras, que podrían ser la sorpresa y manejar un lenguaje diferente sobre desarrollo económico, social y político del país”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: