Narcotráfico, un tema de cooperación bilateral

- 25 de junio de 2019 - 00:00
Michael J. Fitzpatrick. Embajador de Estados Unidos en Ecuador.
Foto: Flickr

El diplomático presentó sus cartas credenciales al canciller José Valencia. Le preocupa la migración venezolana hacia Ecuador, y el tráfico de drogas.

Ante el Senado manifestó que se concentraría en cooperar para la seguridad, democracia y prosperidad del país. ¿Con qué conocimiento previo viene de Ecuador?   
Estamos muy conscientes de todos los cambios que están pasando en este momento guiados por el presidente Lenín Moreno y su gobierno; quisiéramos acompañar al proceso de profundización de la democracia ecuatoriana.

¿Interés común concretamente en qué?
En varias áreas, por ejemplo, en temas de comercio. Tenemos muchas posibilidades en agricultura, donde Ecuador tiene una ventaja muy grande en la relación bilateral, comercial, pero también en otras áreas como la cultura, educación, aprendizaje del inglés. En política regional, todos estamos preocupados por la situación en Venezuela y obviamente Ecuador está haciendo mucho para recibir inmigrantes de ese país y por supuesto de Colombia durante los últimos años, y queremos apoyar a Ecuador.

Se ha empezado a trabajar lo que podría ser un Tratado de Libre Comercio, ¿cuáles serían los pasos que tienen que darse? Hay interés de Ecuador, pero ¿qué pasa en EE. UU.?
Estamos abiertos a considerar las posibilidades de otro tipo de Tratado de Comercio con Ecuador, pero ya hemos tenido en los dos últimos años muchos avances. Hace unos meses empezamos por primera vez, en una década, el Consejo Bilateral de Inversión y Comercio; ocurrió en Washington y estamos esperando una fecha específica para la próxima ronda aquí en Ecuador en los próximos meses.

¿Qué tan factible es este Tratado de  Libre Comercio tomando en cuenta que nuestros vecinos de Colombia y Perú ya tienen ciertos acuerdos que, en términos de competitividad, incluso alcanzan a mejorar las condiciones que Ecuador ofrece para intercambios comerciales?
Todo depende de la voluntad política de las dos partes y por eso vamos a tener más negociaciones para explorar juntos las posibilidades.

¿Qué específicamente se piensa desde EE.UU. para Ecuador, para colaborar en esta lucha contra el narcotráfico, que entendemos es de ambas naciones?
Y de toda la región. Es un problema internacional y regional, y ningún país solo, ni EE.UU. ni Ecuador,  puede tener el éxito necesario para luchar contra el narcotráfico y las organizaciones transnacionales. Estamos colaborando con la Policía y también, en ciertas áreas, con las fuerzas de seguridad militar.

Y por supuesto los vuelos de vigilancia que hemos tenido desde el año pasado han tenido buenos resultados. Hemos tenido la posibilidad de, trabajando juntos, capturar más de 16 toneladas de droga en el sector marítimo; queremos avanzar en esas áreas y en otras donde hay interés común.

Ecuador ha aclarado que no habrá una base estadounidense en el país, sin embargo, hay un acuerdo de cooperación para el uso del aeropuerto de San Cristóbal, en Galápagos.
Hemos trabajado de cerca con el Gobierno. Vamos a continuar trabajando en esas áreas, pero hasta ahora no hay un acuerdo firmado con el aeropuerto de San Cristóbal.

¿Se va a firmar, hay la intención?
Todo depende de si es necesario o no. No he tenido la oportunidad de hablar con el Ministro de Defensa, pero por nuestro lado cualquier acuerdo siempre va a estar basado en la Constitución ecuatoriana y, por supuesto, en el caso de Galápagos, protegiendo el medio ambiente.

¿Qué puede ofrecer EE. UU. en cooperación con Ecuador para esta lucha contra el narcotráfico?
Hablábamos de Galápagos y el mismo Ministro de Defensa decía que este es un punto estratégico.

¿Por qué se lo mira así?
Es estratégico por cómo están operando los carteles de la droga. Ellos ahora están mandando mucha droga de Colombia pasando por Galápagos y después al norte. Lo que quieren hacer es evitar las defensas de Ecuador y otros países. Siempre estamos buscando bloquear sus vías de escape. En este momento ellos mismos están muy cerca de Galápagos; es ahí donde están los buques de los narcotraficantes.

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, estuvo el año pasado en el país y hablaba del financiamiento para la región de $ 10 millones. Parte de ese fondo vendría a Ecuador, ¿cómo se viabilizaría esta ayuda y los fondos para atender a los migrantes venezolanos?
Durante la visita el Vicepresidente habló de $ 10 millones de apoyo; hasta ahora hemos invertido más de $ 35 millones en apoyo en Ecuador para inmigrantes, comunidades ecuatorianas afectadas, y para los colombianos y venezolanos que han llegado.

¿Existen más ofrecimientos de recursos para viabilizar esta ayuda?
Esta ayuda viene por varias fuentes y estamos buscando otras áreas para seguir colaborando porque desgraciadamente el problema de Venezuela no ha finalizado, al contrario, está peor la situación por el régimen ilegítimo de Maduro y hay menos esperanza entre los venezolanos.

Usted llega al país luego de que se ha zanjado un problema que, parecería, complicó la relación diplomática de EE.UU. y Ecuador y es el tema de Julian Assange, ¿cómo se ve este tema que ha tenido distintas lecturas desde varios sectores?
La decisión del Gobierno ecuatoriano de ofrecerle al Gobierno de Inglaterra al señor Assange es un tema soberano, una decisión soberana, la respetamos. Y ahora el futuro del señor Assange está en manos de las autoridades judiciales de Inglaterra.

¿No es un anhelo de EE.UU. tener a Julian Assange para juzgarlo?
También hemos pedido su extradición a los EE. UU., pero todo está en manos judiciales. (I)

PERFIL
* Fue subsecretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental a cargo de la región andina, Brasil y el Cono Sur hasta 2018.  

* Fue representante ad interim de los Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) del 2014 al 2016 y coordinador de los Estados Unidos para la Cumbre de las Américas.

* Fue Ministro Consejero de la Embajada de los Estados Unidos en Asunción, Paraguay (2006-2009). Se unió al Servicio Diplomático de los EE.UU. en 1988. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: