Maestros denuncian irregularidades en el manejo de los Fondos de Cesantía del Magisterio

31 de julio de 2014 - 13:48
Wilmer Santacruz, representante de la Red de Maestros, denunciaron irregularidades en el manejo del Fondo de Cesantía del Magisterio. Foto: Tomada del Flickr de la Asamblea Nacional

Representantes de la Red de Maestros llegaron hoy a la Asamblea Nacional para denunciar irregularidades en el manejo actual del Fondo de Cesantía del Magisterio.

Hoy, el Legislativo inició el primer debate del Proyecto de Ley Reformatoria a la Ley de Seguridad Social y a la Ley del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, para la Administración de los Fondos Complementarios Previsionales Cerrados.

La normativa busca transferir al Banco del Instituto de Seguridad Social (BIESS) 64 fondos complementarios previsionales.

Wilmer Santacruz, representante de la Red de Maestros, señaló que apoyan la iniciativa porque desconfía de quienes administran actualmente el Fondo de Cesantía del Magisterio. Dijo que para administrar esos recursos se necesita ser "exdirigente de la UNE y del MPD".

Afirmó que han recibido denuncias de maestros que se jubilaron y no ven el beneficio del fondo de cesantía. Puso el ejemplo de un maestro que adquirió una vivienda, a través del Fondo de Cesantía, pero que luego supo que esa misma casa fue vendida a otra persona.

"¿En dónde están los 6 millones de dólares del Fondo de Cesantía. Estarán aquí o fuera del país?",cuestionó Santacruz.

El dirigente, en representación de los maestros, pidió seguridad en los dineros del Fondo de Cesantía del Magisterio. Dijo que apoya que los fondos vayan al BIESS "porque el dinero se garantizará y tendrán seguridad".

Mónica Ayala, representante del Fondo de Cesantía del Magisterio, señaló que los 54 fondos de ninguna manera debilitan la seguridad social nacional, sino que "la fortalecemos porque quienes dirigimos conocemos al sector que representamos, somos maestros", dijo.

Argumentó que el dinero que administran no es del Estado "es propio, de nuestros recursos. Esta instancia (Asamblea) no tiene derecho a elegir quién debe administrar nuestros propios recursos".

Eliseo García, representante del fondo de cesantía de la Función Judicial, señaló irregularidades en el destino del dinero de los aportantes. Por ello, pidió una auditoría urgente para que "se sepa la realidad de los destinos de los fondos".

Afirmó que los integrantes de ese fondo no se quedarán de manos cruzadas, sino que seguirán procesos penales y administrativos. "Deben rendir cuentas", afirmó.

De su lado Eduardo Moreno, gerente del BIESS, señaló que la institución es solvente y podría recibir los aportes de los fondos complementarios previsionales. Indicó, por ejemplo, que hasta el momento ha entregado $ 3.870 millones en créditos hipotecarios.

Precisó que en 4 años, el BIESS tiene $ 12.900 millones administrados. "Es el banco más grande del país", acotó.

Comentó que en este tiempo, la entidad invirtió en fideicomisos inmobiliarios y que algunos recursos se destinaron en grandes proyectos nacionales como en la construcción de hidroeléctricas.

Señaló que pidieron participar en industrias como petroquímica. "Sabemos que podemos canalizar los recursos y obtener las mejores rentabilidades", agregó.

Destacó que al tomarse la decisión, la entidad administrará los fondos "con seguridad, solvencia y prudencia" y junto a la Superintendencia de Bancos como entidad de control.

Betty Carrillo, presidenta de la Comisión de Derechos de los Trabajadores, señaló que el Fondo de Cesantía del Magisterio recibió $ 60 millones por parte del IESS.

La legisladora dijo que no permitirán que siga ocurriendo lo que denuncian. "Malos administradores de fondos de cesantía que se aprovechan de la ingenuidad de los maestros o buenos administradores, que entregan el dinero de los aportantes a la banca privada y ellos desaparecen".

Dijo que con los fondos de cesantía se busca "precautelar derechos de quienes entregan dinero para tener mejor jubilación, para tener un crédito y préstamos".

Carrillo enfatizó que con esta iniciativa no se busca financiar al IESS, "porque está quebrado, eso es mentira. El Biess es la entidad financiera más solvente del país", dijo, a la vez que enfatizó que el presupuesto anual del BIESS es de $ 6.600 millones".

La asambleísta precisó que cada fondo manejará su propia estructura financiera y portafolio de inversión y las utilidades se repartirán en las cuentas individuales.

"Los fondos se manejarán de manera independiente (...) el patrimonio de cada fondo no se verá afectado", señaló.

A criterio de Carrillo, al unir los fondos de cesantía se trabajará bajo el principio de "solidaridad, al unir todos se pagará mayores intereses, se pagará a los participes y se entregará créditos a bajo costo".

Manifestó que actualmente el Fondo de Magisterio entrega créditos a un interés de 16%, mientras que los créditos hipotecarios del Biess estarán al 10%.

"No se afectará a la parte operativa. Los fondos seguirán manteniendo su personería jurídica", dijo Carrillo.

Aclaró que la decisión de pasar al BIESS sería voluntario para quienes no manejan fondos del Estado. Confirmó que que se realizará auditoría para saber cómo han sido administrados los fondos y sí los partícipes recibieron lo justo.

Detalló  que la entidad maneja ahora $ 12.500 millones de fondos previsionales.

La asambleísta Cristina Reyes (PSC-Madera de Guerrero) pidió se archive la propuesta. Cuestionó la iniciativa y pidió que se aclare el origen y recursos de los fondos previsionales y sí han recibido dinero del Estado para ser controlados.

Las temáticas del proyecto de ley

Según la Superintendencia de Bancos y Seguros, se conoce que en la actualidad existen 64 fondos complementarios previsionales, de ellos 44 son de cesantía, 13 de jubilación, 6 mixtos y 9 fondos adicionales que han solicitado su registro a la Superintendencia de Bancos y Seguridad Social.

Los fondos previsionales complementarios estarían administrando $ 1.127 millones.

Según el informe de la comisión, de la intervención de los delegados del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS) se desencadena la entidad, actualmente realiza la administración de los 10 fondos previsionales de manera independiente y cada uno de ellos sostiene su portafolio de iversiones, estando el banco en plena capacidad de administrar los fondos complementarios cerrados y no tiene ningún inconveniente de mantener cada una de las condiciones en las que se encuentran los fondos, por lo cual, las condiciones de crédito que están favorecidos los partícipes al momento se van a mantener y el BIESS entraría a administrar de manera transparente los recursos de cada uno de los fondos.

Al interior de la comisión, el asambleísta Fausto Cayambe recalcó que en el traspaso se debe analizar que el BIESS tenga una cuenta propia y patrimonio propio de los fondos complementarios que no constituya parte del patrimonio del BIESS y se garantice a los partícipes sus recursos y sus cuentas individuales, de igual manera señala que el rendimiento anual de los fondos sean distribuidos a las cuentas individuales de forma proporcional y automática.

La asambleísta Kerlly Torres dijo que la iniciativa se fundamenta en la garantía otorgada por el BIESS y por la Superintendencia de Bancos de que las cuentas se manejarán de forma individual y que se respetarán las condicionesen las que se manejan cada fondo en virtud de que presentan condiciones distintas, mismas que deberían ser respetadas, para tranquilidad de los partícipes de todos los fondos porque se mantendrán los beneficios y las mismas condiciones.

La presidenta de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores precisó que se debe recibir un estado de cada cuenta individual, las que deben ser garantizadas por el BIESS de manera pormenorizada y que se garantice el pago de los beneficios que se ha venido haciendo y que se debe indicar en la normativa, que exista vigilancia estricta por parte de la Superintendencia de Bancos y Seguros con respecto a estos fondos.